Preocupación en el Partido Popular por el aumento de los ataques a su sede

0
2-1.jpg

 

Desde su inauguración, en septiembre de 2009, la sede del PP de Moratalaz ha sufrido una serie de ataques de diferentes niveles, que han hecho que crezca la preocupación entre sus dirigentes. 

La última, y la más grave, sucedió  el pasado mes de mayo cuando la Teniente de Alcalde y Delegada de Medio Ambiente en el Ayuntamiento de Madrid, Ana Botella, visitó la sede para realizar una de las charlas que, desde hace meses, se  organizan en ella. Tras el encuentro con militantes y simpatizantes populares, Botella abandonó el local, sin esperarse lo que iba a encontrar en la salida. 

Según han denunciado miembros del PP presentes en el acto, al abandonar la sede, un grupo de personas estaban esperando a la delegada y, desde la parte superior de La Lonja, le lanzó huevos mientras que gritaban “asesina” y “Aznar asesino”. 

Esta ha sido la primera vez que se ataca directamente a una de las personas que han visitado la sede, pero no así el primer acto vandálico que han sufrido. 
 

Numerosos daños materiales

Desde la sede aseguran que recién llegados a La Lonja no tenían ningún problema grave, sólo de vez en cuando, la entrada o los cristales aparecían sucios. Pero desde hace unos meses las cosas han empeorado. El local ha aparecido en varias ocasiones con pintadas; ha habido intentos de saboteo de la cerradura con silicona; rotura de cristales y lanzamiento de piedras. Hechos que hasta ahora sólo han causado daños materiales, pero que en el caso de la visita de Ana Botella, podían haber causado males mayores. 

El concejal del distrito, Fernando Martínez Vidal, ha dirigido una carta al comisario manifestando su preocupación. Por eso, el PP de Moratalaz ha decidido instalar cámaras de vigilancia en la sede, con objeto de identificar a los autores de las agresiones. 

“No quiero pensar que esta escalada de violencia contra el PP sea producto de la desesperación del gobierno por movilizar a la izquierda española más radical para tratar de ocultar su desastrosa gestión económica, que ha llevado a casi 5 millones de españoles a perder su trabajo. Zapatero ya reconoció su interés porque en la calle hubiera tensión”.

Desde el partido, lo que más les preocupa es que estos ataques personales se conviertan en algo habitual.
 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here