Se abrirá una casa de apuestas a escasos 300 metros de un centro contra la ludopatía

0
Casa apuestas ludopatía
Dirección donde se prevé la apertura de una nueva casa de apuestas (Google Maps)

Los vecinos denuncian la futura apertura de una casa de apuestas a escasos metros de un centro de prevención de ludopatía.

A principios del mes de octubre, el Ejecutivo regional informó de la puesta en marcha de un centro de prevención sobre ludopatía en la capital. Ya el miércoles 18 de diciembre, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, avanzó que el Hospital Gregorio Marañón era el lugar idóneo para instalar este departamento. Se da la circunstancia de que a escasos metros del centro contra la ludopatía podría abrirse una casa de apuestas en próximas fechas.

El pasado mes de noviembre, el Consejo de Gobierno acordó la suspensión temporal de nuevas autorizaciones para la apertura de establecimientos de juegos. No obstante, la moratoria no afectaba a las licencias que se estaban tramitando hasta la fecha del acuerdo. Ello ha derivado en la paradójica situación de que un salón de juegos se instale a menos de 300 metros del centro de prevención sobre ludopatía.  En concreto, la casa de apuestas abriría en la calle Doctor Esquerdo, 58 -en el madrileño distrito de Retiro-.

Según indican los vecinos de la zona, las obras de acondicionamiento del establecimiento en cuestión ya han comenzado. El Ayuntamiento de Madrid, a través de la Agencia de Actividades, otorgó a los propietarios del local una licencia de uso terciario recreativo como ‘sala de reunión’. Bajo esta figura el espacio puede albergar una discoteca, sala de música, bingo o sala de juegos. Según adelantó Madridiario, la Comunidad de Madrid deberá dar el último visto bueno, siendo la administración competente en este área.

 

Cerca de un colegio público

Los residentes han comenzado a movilizarse con el objetivo de que el Gobierno autonómico paralice los trabajos que confluyan en la apertura de la casa de apuestas. Sostienen que no es de recibo contar con un salón de este tipo cuando a escasos metros se va instalar un centro al que acudirán personas con problemas de ludopatía. Añadir que el establecimiento está a 600 metros de un colegio público. En este sentido, uno de los vecinos asegura haber sido testigo de cómo menores de edad acuden a estos locales sin que exista un control.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here