Un viejo acuerdo da oxígeno a los vecinos de Goya en su lucha contra una discoteca

0
Goya discoteca

La Audiencia Provincial ve vinculante un acuerdo que contempla que en el local de Goya sólo cabe la posibilidad de restaurante, no una discoteca

Los aledaños al WiZink Center se han convertido en polo de atracción de inversores y empresarios de la noche. Es el caso del local ubicado a los pies de Fuente del Berro, 29 -en el barrio de Goya-, donde se preveía una discoteca. Su uso en los últimos años se ha convertido en un verdadero quebradero de cabeza para la comunidad de propietarios del inmueble.

Apenas queda espacio en el armario de la sala de juntas de la comunidad debido al gran número de expedientes y denuncias que acumulan por la sala de eventos que se prevé abrir en el patio de manzanas del inmueble. Ahora, tras años de litigios, los vecinos reciben el primer espaldarazo de la justicia. Así, recuperan del ostracismo un documento que hace una treintena de años firmaron varios de los habitantes del edificio con el propietario del local sobre el que se proyecta la sala de ocio nocturno. En dicho documento se contemplaba que en el establecimiento en cuestión sólo se podría abrir un restaurante.

Aquel texto rubricado en 1989 ha sentado como agua de mayo a los actuales residentes de Fuente del Berro, 29. Y es que según la sentencia de la Audiencia Provincial Civil de Madrid, a la que ha tenido acceso El Distrito, el acuerdo alcanzado a finales de los años 80’ es completamente “válido, eficaz y vinculante”, por lo que se limitaría el uso de la propiedad a la instalación de un restaurante.

La decisión judicial ha supuesto un balón de oxígeno para los vecinos del edificio. “Se trata de un reconocimiento del que nunca dudamos que existiera. Ahora el acuerdo está ahí y hay que respetarlo”, señala el presidente de la mancomunidad de propietarios.

 

Recelosos con el ADA

A este respecto, reseñar que frente al auto cabe recurso de casación ante el Tribunal Supremo; trámite que, según avanzó el diario El País, llevará a cabo el actual arrendatario. Asimismo, el empresario indicó a dicho medio que ahora ha cambiado de planes y que desea abrir un espacio para celebrar comidas.

“Si alguien se arriesga a empezar la actividad, se puede pedir la ejecución de la sentencia”, subraya a El Distrito el presidente de la mancomunidad. No obstante, éste admite que los vecinos se muestran recelosos ante la posibilidad de que la Agencia de Actividades (ADA) conceda la licencia de ‘auditorio con bar/restaurante asociado’ al empresario arrendatario.

Y es que a pesar de que desde la administración se fueron tumbando una a una las declaraciones responsables -documento por el que la empresa asegura cumplir todos los requisitos para poder ejercer una actividad y, de esta manera, la licencia le sea otorgada-, en marzo de 2019, el mismo promotor solicitó licencia para un ‘auditorio con bar/restaurante asociado’. Según indican los vecinos, dicha solicitud se encuentra en fase de estudio; no obstante aseguran tener conocimiento de que cuenta con un informe favorable de la administración.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here