Espinosa (Vox): “Publican tonterías de nosotros por nerviosismo de las encuestas”

0
EHEEGLpXUAAmWgn.jpg

“Agradecemos mucho a El País el enfoque personal que está teniendo sobre Rocío Monasterio y sobre mí mismo, pero creo que no merecemos tanta atención”, ha señalado para añadir que lo que “viene a decir” el diario “son tonterías de hace quince años de la vida privada y profesional de personas” que hoy forman parte de Vox. Esta información, ha subrayado, es “fruto del nerviosismo que están produciendo las encuestas que parecen que dicen, nosotros somos muy prudentes, que el grupo de Vox es cada vez mayor y sobre todo que es cada vez mayor el número de españoles que apoyan sin remilgos y complejos ideas que son de sentido común, que son lo normal”.

Según ha explicado, Monasterio es “una arquitecta titulada, que no solo tiene la licenciatura y el título sino que se ha sacado sus asignaturas de proyecto, que son las troncales, con sobresalientes y matricula de honor”, y ha recordado que ha sido premiada por la escuela de arquitectura y era profesora adjunta antes de acabar la carrera. Además, ha indicado que lleva trabajando desde los 18 años “porque es una persona muy laboriosa y de enorme talento, tanto en el campo del diseño y de la arquitectura, como de la política”.

“Montó un estudio bastante grande donde tuvo arquitectos, interioristas, ingenieros, comerciales y todo tipo de gente y las labores que estaba haciendo las firmaba como diseñadora mientras no tenía el título. Cuando pasó el trámite de colegiarse ya podía firmar como arquitecto obra de nueva planta”, ha indicado. Según informó el pasado sábado el diario El País, Espinosa de los Monteros y Monasterio, que son matrimonio, mediaron en la compraventa de tres lofts construidos en suelo industrial, en una antigua fábrica de pan de la calle Villafranca, en el barrio de Salamanca, muy cerca de la Plaza de Toros de Las Ventas.

Un edificio cuya reforma diseñó la propia Monasterio para transformar la antigua tahona (que después fue un taller de coches) en tres lofts. De acuerdo con el relato a El País de los actuales propietarios -que aseguran que pagaron en 2004 más de medio millón de euros por cada inmueble- Espinosa y Monasterio les aseguraron que harían valer sus contactos en el Ayuntamiento para conseguir una licencia de habitabilidad del edificio que “nunca llegó, ni siquiera se tramitó”.

Ambos dirigentes de Vox han tenido que cerrar hace apenas un mes el despacho de arquitectura que Monasterio tiene en el sótano de su chalet, antes de que el Ayuntamiento de Madrid ejecutase una orden de clausura del conjunto de la vivienda por no tener licencia de funcionamiento de esta actividad ni licencia de primera ocupación. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here