Un laboratorio de droga, ubicado en un garaje, desmantelado

0
070220111.jpg

Un laboratorio de manipulación de droga ha sido desmantelado en un garaje del distrito madrileño de Salamanca. Había sido alquilado por un individuo de 42 años, que ha sido detenido como presunto autor de un delito contra la salud pública. Además de manipular cocaína y hachís, el arrestado había habilitado un piso superior en el recinto, oculto con un falso techo, donde se localizó un invernadero con un sistema de riego y luz automatizado en el que se encontraba cultivando unas 25 plantas de cannabis. 

Descubierto por un agente fuera de servicio
Un agente de policía fuera de servicio que paseaba por la noche por esa calle observó en el interior del garaje una mesa sobre la que había dos básculas de precisión y diversos útiles de los empleados habitualmente para manipular sustancias estupefacientes. Ante tales hechos este agente avisó a la Sala 091, que de forma inmediata comisionó a un indicativo del Grupo de Atención al Ciudadano de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana para que acudiera al lugar y estableciera un dispositivo de vigilancia durante toda la noche.

Posteriormente, agentes especializados del Grupo XVIII de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado de la Brigada Provincial de Policía Judicial se hicieron cargo de la investigación. Las primeras indagaciones les permitieron identificar a un individuo, con antecedentes por tráfico de estupefacientes, quien tenía alquilado el garaje desde finales de 2009. 

Un invernadero oculto 
Los agentes que estaban vigilando las inmediaciones del recinto observaron acercarse a un hombre, que abrió la puerta de acceso con un mando electrónico. Cuando se aproximaron para identificarle apreciaron que del interior salía un fuerte olor a cannabis y acetona, y procedieron a su arresto.

Con la perceptiva orden judicial los investigadores realizaron la entrada y registro del local. Imitando las características de la pared había una puerta falsa tras la que se encontraron varias botellas de acetona y amoniaco, una prensa hidráulica, unos moldes de forma rectangular, así como diversas bolsas de plástico que contenían sustancia estupefaciente. Los agentes también se incautaron de 4.200 gramos de cocaína, 1.000 gramos de hachís, dos básculas de precisión y herramientas y útiles necesarios para manipular la sustancia ilícita, así como 46.000 euros en efectivo. De la misma manera los investigadores descubrieron como en el falso techo había habilitado un piso superior donde se encontraba un invernadero con un sistema de riego y luz automatizada, en el que estaba cultivando unas 25 plantas de cannabis. La investigación ha sido llevada a cabo por el Grupo XVIII de la Brigada Provincial de Policía Judicial, en colaboración con el Grupo de Atención al Ciudadano de Madrid.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here