338 plazas de aparcamiento para residentes

0

La Junta de Gobierno de la ciudad de Madrid aprobó, el pasado 25 de mayo, el concurso para la construcción y explotación de un nuevo aparcamiento para residentes (PAR) en el distrito. Concretamente, se ubicará en la confluencia de las calles de Rufino Blanco y Ramón de Aguinaga y su coste, estimado en 2.806.908 euros, correrá a cargo de la empresa adjudicataria quien gestionará el PAR mediante concesión administrativa de 40 años.

El nuevo equipamiento de tres plantas subterráneas, ofrecerá 338 plazas para los vecinos de la zona. El precio variará según el tamaño y el nivel de profundidad, pero en ningún caso podrá exceder los 20.000 euros.

Una vez otorgado el contrato, el Ayuntamiento y el concesionario informarán sobre los plazos de la obras, las condiciones de adquisición y la fecha de presentación de solicitudes en la Junta Municipal. Sin embargo, podemos adelantar que algunos de los requisitos para optar a una de las plazas son: no tener plaza en otro aparcamiento para residentes, vivir en el área de influencia y estar empadronados. Las personas de movilidad reducida tendrán preferencia en la elección de la ubicación. Además, si transcurridos los plazos de solicitud sobrasen plazas, el Ayuntamiento podrá autorizar cesiones a favor de personas físicas o jurídicas interesadas.

El área de influencia del futuro PAR se ha establecido en 300 metros a partir de las calles Rufino Blanco y Ramón de Aguinaga. De esta forma, el área comprende varios números de las calles Alcalá, la Plaza de Manuel Becerra, la calle Doctor Esquerdo, la calle Hermosilla, Dolores Romero, Sancho Dávila, Alejandro González, la calle Pedro Heredia, Marqués de Mondejar, Rafael Juan y Seva, Ramón de Aguinaga, Vizconde Matamala, la calle Paseo del Marqués de Zafra, Florencio Díaz, Diego Bahamonde, Rufino Blanco, Concepción Bahamonde, el Pasaje Bisbal, la calle Maestro Alonso, Bocángel, Sol, Marqués de Zafra, Demetrio Sánchez, Antonio Toledano, y las calles de Benito de Castro, Azulejo y Lanuza. 

El Ayuntamiento madrileño sigue apostando, por tanto, por estos aparcamientos de residentes para mejorar el tráfico rodado y para facilitar a los vecinos la complicada tarea de aparcar en la ciudad. Mientras tanto, el Grupo Municipal Socialista solicita mayor control en estos equipamientos y eliminar las cesiones fraudulentas de plazas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here