El proyecto de la calle Peyre sigue enfrentándose a la oposición de los vecinos de la zona

0
1.jpg

Los vecinos de las calles Peyre, Fundadores o Peñascales llevan más de 10 años de protesta en protesta. El Plan General de Ordenación Urbana de 1998 ha previsto la construcción de un edificio de viviendas en los números 3 y 6 de Peyre, parcelas que antes estaban ocupadas por una galería de alimentación y unas oficinas.

Estos vecinos afectados, que se han agrupado en una asociación para defender sus intereses, quieren evitar que sus casas queden arrinconadas y con una pérdida considerable de luz y visibilidad tras la construcción del nuevo edificio. El proyecto original preveía una nueva planta al alza y otra subterránea; sin embargo ya ha sido paralizado por la presión vecinal.

El concejal del distrito, Íñigo Henríquez de Luna, ha mentenido varias reuniones con la asociación de afectados y ha trasladado sus peticiones al Área de Urbanismo. Personalmente se ha manifestado en varias ocasiones en contra del proyecto por lo que seguirá trabajando en su modificación. Ade-más, ha expresado su compromiso de mantener el 10% del suelo que corresponde a la Administración, para servicios públicos.

El pasado 26 de octubre, durante la Asamblea pública de la jornada dedicada al barrio Fuente del Berro, un representante de la asociación volvió a recordar la polémica. Denunció que la propiedad de las parcelas no ha tenido en cuenta para el diseño del proyecto, un estudio de altura y otro del subsuelo porque es una zona por donde circulan los canales del parque de Fuente del Berro. Temen por ello, que la construcción del edificio afecte a la estructura de sus viviendas, a la vez que reduzca su visibilidad y luminosidad. Por todo ello, los vecinos piden a la propiedad que respeten los volúmenes de las edificaciones actuales y que una importante parte de la parcela se dedique a dotaciones municipales.

El concejal del distrito ha mantenido recientemente una nueva reunión con Urbanismo de la que ha resultado una nueva modificación del proyecto con una rebaja de los volúmenes. El siguiente paso consistirá en presentar el proyecto a los vecinos para que conocer su opinión.

Todo parece que el conflicto continuará y que se prolongará en el tiempo pues los vecinos afectados no tienen intención de ceder. La pelota está sobre el tejado de la propiedad y sólo su buena fe puede acabar con el enfrentamiento y facilitar una solución satisfactoria para ambas partes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here