El Villa Magna despide al chef Rodrigo nueve meses después de ficharlo

0
El lujoso Hotel Villa Magna de Madrid, que hace nueve meses anunció a bombo y platillo el fichaje estrella del chef Rodrigo de la Calle, ha decidido prescindir de él, justo 15 días después de que el cocinero cerrara su restaurante con una estrella Michelin para centrarse en su nuevo trabajo.
 
«Esta decisión es fruto exclusivamente de motivos empresariales», se ha limitado a informar la dirección del hotel en una escueta nota en la que confirma que el padre de la «revolución verde» y la «gastrobotánica», cocina basada casi exclusivamente en ingredientes vegetales, «ya no ocupará el cargo de chef ejecutivo del hotel».
 
El paso de cocineros de renombre por el Villa Magna suele ser breve, ya que algo similar ocurrió con Eneko Atxa, actualmente con tres estrellas Michelin en Azurmendi (Larrabetzu, Vizcaya).
 
A mediados de junio, Rodrigo de la Calle cerró su propio restaurante en Aranjuez (Madrid), donde consiguió una estrella Michelin, porque estaba «centrado» en su trabajo como chef ejecutivo del exclusivo hotel de la capital, según manifestó a Efe el chef madrileño.
 
«La decisión de cerrar estaba casi tomada desde que me marché, porque un proyecto tan personal necesitaba que yo estuviera presente. Primero cerré el restaurante de alta cocina y por último el Wine Bar para no empañar mi ida al Villa Magna con una sensación de tristeza o fracaso», dijo entonces a Efe De la Calle, que se llevó a «buena parte» de su personal al hotel.
 

Por el momento, De la Calle no ha querido hacer declaraciones sobre su despido y aclarar si se dedicará a nuevos proyectos o reabrirá en Aranjuez el restaurante que hasta mediados de junio llevaba su nombre. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here