Definitivamente, La Peineta será el nuevo estadio del Atlético de Madrid

0
7-1.jpg

L a Peineta se convertirá en el nuevo estadio del Atlético de Madrid a partir de la temporada  2012-2013. Tras cuatro años de negociaciones, se ha firmado el convenio entre el Ayuntamiento y el club madrileño, por el que el Estadio Vicente Calderón pasará a ser historia.

El club pagará un máximo de 195 millones de euros por la ampliación del Estadio, que pasará a tener  73.000 localidades, 20.000 más que en el Calderón y sin pista de atletismo. Si Madrid consigue las olimpiadas de 2016, el Atlético tendrá que ceder el Estadio al Ayuntamiento, mientras que se hacen las obras para colocar de nuevo la pista de atletismo y retirarla una vez que acaben los juegos. 

Si no se consigue la candidatura ese año, se mantienen las mismas reservas para próximas posibles candidaturas, en los 2020 y 2024. 

Falta de información

La firma del acuerdo “que refuerza la candidatura”, como ha afirmado el alcalde de Madrid en el acto de la firma, ha levantado cierta incertidumbre entre los vecinos de la zona. 

Entienden que esta decisión va a ser positiva para el distrito, ya que va a ser una inyección para la economía: el estadio va a atraer a mucho público, se crearán negocios alrededor  del mismo… Pero, como dice Manolo Gómez, presidente de la AA.VV. de Las Rosas, “todo lo que sea invertir en el distrito es positivo, pero hay que hacerlo con cabeza y equilibrio”. Gómez se refiere a los importantes problemas de movilidad que tiene el distrito, que no están solucionados y que con la llegada de este nuevo estadio, podrían provocar situaciones caóticas.

Desde esta AA.VV., apoyada por la Coordinadora de Vecinos de San Blas y la FRAVM, se pide que el Ayuntamiento “ayude a la Comunidad a mejorar la movilidad, construyendo un kilómetro más de metro que una la futura estación de Las Rosas con la de Estadio Olímpico”. 

La misma FRAVM ha escrito un comunicado en el que se muestra “contraria a un plan negociado sin consultar, ni tener en cuenta el parecer de los grupos políticos de la oposición, ni asociaciones vecinales del ámbito afectado”. 

A juicio de esta Federación, el convenio “beneficia principalmente a tres empresas privadas mediante la cesión de una instalación pública, que centenares de vecinos utilizaban desde hace años”. Así, destaca también el problema de movilidad que puede provocar el nuevo estadio, “desde la sobresaturación de la M-40 hasta el desbordamiento de los demás accesos directos al distrito”. 

Otro de los puntos que no ven claros algunos vecinos es la situación del Centro Acuático. Muestran cierto temor a que, una vez que el Atlético de Madrid se instale en La Peineta, puedan tomar estas piscinas como parte de su Ciudad Deportiva, rompiendo así la promesa dada a los vecinos de San Blas, en la que se decía que esas piscinas iban a ser municipales, para todo el distrito.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here