Ocho jóvenes atracados en las inmediaciones del Centro Comercial Plenilunio

0
09.jpg

Nuevas viviendas en proceso de construcción y un polígono industrial que queda completamente desierto a partir de las 20.30 horas, son las infraestructuras que rodean el Centro Comercial Plenilunio. Un entorno desolador, principalmente durante las horas de la noche, que se ha convertido en la zona perfecta para que los ladrones hagan de las suyas. Hace tan sólo unas semanas, un grupo de jóvenes fue atracado en las inmediaciones del complejo, cuando se disponía a coger el último autobús urbano. Los ocho chicos, de unos 22 años de edad,  esperaban en la parada, tras haber pasado la tarde en el cine y la bolera. Trascurridos unos minutos, un grupo de cinco jóvenes se acercó a ellos y tras amenazarles se hicieron con sus carteras y sus teléfonos móviles. Todo un botín confiscado, a priori, sin ninguna dificultad.

Lo cierto es que este robo no es un suceso aislado. Varios usuarios del centro coinciden en destacar que la vigilancia en la zona es escasa. “Aquí vive aún muy poca gente y por la noche todos los alrededores se quedan abandonados. Además, las paradas de los autobuses están muy alejadas y solitarias y la verdad es que da un poco de miedo porque ya han pasado cosas” -afirma Lourdes, una clienta del centro-.

Por su parte, los trabajadores de la galería también han denunciado esta situación. Preocupados por la escasa iluminación de la zona y con el fin de evitar posibles sustos, muchos de ellos se organizan en grupos para ir juntos a las paradas de los autobuses. Más vale prevenir.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here