El Vivero de Empresas cumple su primer aniversario con una valoración positiva

0
6-1.jpg

Llegó hace justo un año, y poco a poco se está haciendo un hueco en el distrito. Se trata del Vivero de Empresas, una iniciativa que gestiona Madrid Emprende, en colaboración con la Asociación de Jóvenes Empresarios (AJE), y que tiene como principal objetivo ayudar a poner en marcha nuevos proyectos empresariales.
 
La idea es crear una red de viveros, que se conviertan en una base fundamental para el asesoramiento e información de los empresarios que decidan lanzarse a la creación de una nueva empresa. El de San Blas fue el primero que se puso en marcha, ahora hace un año. Después vinieron Vicálvaro y Villaverde, y próximamente se inaugurarán otros, con la idea de finalizar el año 2010 con 7 viveros en Madrid. 

Para poder formar parte de esta iniciativa, los requisitos son muy concretos. El fundamental, que la empresa que se presenta no tenga más de dos años, y que el proyecto sea, sobre todo, viable. A partir de ahí, son varios los valores que se tienen en cuenta para obtener puntos, entre ellos, que la actividad se desarrolle en el distrito de San Blas o que el emprendedor esté empadronado en la zona. 

Valoración del año: todo positivo

Las empresas seleccionadas, podrán beneficiarse de los bajos precios del alquiler de los despachos, además del asesoramiento y la formación por parte de AJE. “Son proyectos ‘tutorizados’. Nosotros vamos de la mano de las empresas durante los 2 años que pueden permanecer aquí”, explica Javier Pemau, de AJE, y responsable de este Vivero.

“Este es el Vivero más pequeño de Madrid, cuenta con 12 despachos, lo que hace que todo sea más familiar; el trato con los nuevos empresarios es mucho más cercano”. 

En cuanto a la valoración de este año de servicio, Javier ha explicado que “sólo puedo hablar de cosas positivas, son empresas que se han ubicado, que están facturando, que tienen asesoramiento y formación gratis, etc., todo es positivo”. Y eso es lo que aseguran también algunos  de los empresarios que ocupan los despachos: “esta situación te permite no tener que preocuparte de ciertos aspectos”. 

A pesar de que este Vivero se centra en las nuevas tecnologías, en los 12 despachos hay empresas de todo tipo: una consultora, una revista de spa, una empresa dedicada a viajes solidarios u otra de servicios de animación y trabajos audiovisuales. 

La formación es un aspecto fundamental en esta iniciativa; durante todo el año, se organizan jornadas sobre temas de comunicación, marketing, etc., a las que “puede acudir todo el que quiera, al igual que pueden acercarse al Vivero a pedir información. Quiero que los vecinos tengan esto en cuenta”. 

A lo largo de este año han pasado por el Vivero 14 empresas, 20 empresarios y 5 contrataciones por cuenta ajena. “Es un foco de  empleo para el distrito”, afirma Javier.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here