Obras de arte con abstracción avanzada en Tetuán

0
enri.JPG

La escultura urbana, aquella que elige como territorio la ciudad, sus calles y plazas, parques o glorietas es, paradójicamente, visible e invisible a la vez. Abierta a la contemplación libre a cualquier hora del día o de la noche, acaba por desaparecer de la vista por pura cotidianidad. 

Enrique Salamanca (Cádiz, 1943) ha hecho de la ‘Escultura pública’ su mejor emblema artístico, que no el único, como muestra en la exposición que bajo este título inaugura hoy en la sala Pablo Serrano (C/ Bravo Murillo, 357) del distrito de Tetuán.
 
Pintor de renombre además de gran escultor, el artista exhibe hasta el 6 de junio maquetas de obras de gran formato emplazadas a lo largo y ancho de la geografía española, piezas originales de tamaño medio o pequeño, pinturas y fotografías, desde sus comienzos en 1966 hasta la actualidad. Todas ellas exponentes de su particular proceso creativo, su apuesta por la abstracción avanzada y, casi siempre, por el acero inoxidable como material de forja.  
 
“Las obras de Enrique Salamanca viven con la ciudad y respiran con ella. Esa conexión es la marca de los grandes artistas”, subraya la concejala presidenta de Tetuán, Paloma García Romero. “Esta exposición es un orgullo no sólo para el distrito, sino para toda la ciudad de Madrid”, añadió. Tetuán alberga en el espacio singular de AZCA una de las obras más emblemáticas de Enrique Salamanca, Cilindros en el espacio, adquirida en su día por el Banco de Santander y ubicada en una de las plazas del ámbito.
 
Además de en espacios urbanos, muchas de sus piezas escultóricas se alojan en las mejores colecciones públicas y privadas del país y del extranjero, como el Centro Reina Sofía, la Fundación Juan March o la Colección Pilar Citoler, entre otras.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here