Descubiertos cuatro talleres de confección ilegales

0
Taller%20textil%20(4).jpg

A lo largo de este fin de semana se han ultimado las diligencias para poner a disposición judicial a los titulares de los cuatro talleres de confección ubicados en Usera en los que -gracias a una operación de la Policía Municipal en colaboración con el Cuerpo Nacional- se han detectado trabajadores de origen oriental sin permiso de residencia ni contrato laboral. Las inspecciones se realizaron el pasado miércoles, día 9 de febrero, en los locales ubicados en las calles de Pilarica, Nicolás Sánchez y Luis Usera y regentados por ciudadanos orientales.

El local situado en la calle de Luis Usera es el único que no presentó licencia para el ejercicio de taller de confección. Durante las inspección, los agentes encontraron máquinas de coser, hiladoras, botonadoras, centros de planchado, además de prendas tejidas y otras con forma de patrón que iban a ser confeccionadas. También constataron graves deficiencias que ponían en peligro la seguridad de los trabajadores, por ejemplo, peligrosas anomalías en la instalación eléctrica, manipulación del contador de luz para aumentar el voltaje, ausencia de extintores y de contenedores de basura ignífugos, y falta de señalización e iluminación de emergencia.

En el local de la calle de la Pilarica fueron identificados 12 empleados, de los cuales 5 trabajaban de forma ilegal y no presentaron ninguna documentación. En el local de la calle de Luis Usera se encontraban trabajando 10 personas, de las cuales tres han sido denunciados igualmente por la Ley de Extranjería, y en los dos talleres inspeccionados de la calle de Nicolás Sánchez, en los que trabajaban 8 personas en cada uno, 5 estaban en precario y se encontraban en situación ilegal.

Los titulares de los 4 talleres, de nacionalidad china, han sido imputados por presuntos delitos contra los derechos de los trabajadores y serán puestos en breve a disposición judicial.

90 máquinas y 38 trabajadores
Por las características y número de la maquinaria encontrada en los cuatro locales (un total de 90) el número de trabajadores (38 personas) y el número de horas que podrían estar trabajando (entre 10 y 14), los talleres estaban preparados para sacar al comercio más de medio millar de prendas diarias, tal y como lo demuestran los fardos de ropa ya confeccionada y de la dispuesta para ser tejida, así como los numerosos restos textiles que se acumulaban en el suelo de los cuatro talleres.

En la inspección realizada por Policía Municipal en uno de los locales, el de la calle Nicolás Sánchez, fueron encontrados dos menores de edad, hijos de una de las trabajadoras y que no habían acudido al colegio por encontrarse enfermos. Puestos en contacto con el colegio al que asisten los menores, se informó que los pequeños habitualmente acuden a clase.

Los agentes han puesto en conocimiento de la Junta Municipal de Usera las deficiencias de los talleres, notificando además la actuación clandestina de uno de ellos al no presentar autorización de modo que se inicien actuaciones cautelares dada la peligrosidad en la que era ejercida la actividad.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here