Hallan un edificio en Usera donde vivían 28 personas en condiciones infrahumanas

0
Edificio Usera condiciones infrahumanas
Inmueble de la calle Marcelino Usera (Google Maps)

Las autoridades hallaron en el distrito de Usera un edificio en el que residían 28 personas, entre las que habían tres menores, en condiciones infrahumanas

La Policía Municipal de Madrid descubrió la semana pasada un edificio ubicado en el madrileño distrito de Usera en el que vivían 28 personas, entre éstas tres menores, en condiciones infrahumanas. Un portavoz del cuerpo local de seguridad ha informado a Europa Press del hallazgo que se produzco el pasado viernes, 7 de febrero. Los agentes de la Oficina de Intervención Comunitaria tuvieron conocimiento de que una familia de origen rumano dejaba toda las mañana a un niño de dos años solo en un piso situado en el número 32 de la calle Marcelino Usera para ir a trabajar.

Las autoridades solicitaron la presencia del Samur Social. Entonces descubrieron la situación de desamparo del menor, pero también las condiciones en las que vivían una decena de familias en este inmueble. Los agentes inspeccionaron tres plantas del inmueble. En la primera comprobaron que vivía un individuo de origen rumano, muy agresivo y conflictivo; éste luego identificado por alquilar cada habitación o trastero por unos 200 euros. Además, una vez cobraba la mensualidad extorsionaba a los inquilinos para que se marcharan.

También en la primera planta residían otros nueve adultos y dos menores en cuatro habitaciones. En la segunda planta había cinco habitaciones, usadas por seis adultos y un menor. En la tercera planta había tres habitaciones deshabitadas. Pero la peor situación se encontraba en el sótano, donde malvivían 9 personas en 10 trasteros reconvertidos en habitáculos de 1,5 metros de ancho por 3 de largo. No tenían baño, por lo que el garaje al que daba el sótano era utilizado para tal fin; de ahí que su olor fuese nauseabundo, según han explicado los agentes, que tuvieron que ir con mascarillas puestas durante la intervención.

 

La mayoría de los inquilinos eran gitanos rumanos que ejercen la mendicidad

En el último mes, el identificado había alquilado nueve de estos trasteros, en los que no había luz natural ni calefacción, y tanto electricidad como el agua estaban enganchados de forma rudimentaria e ilegal. Los arrendatarios, que convivían con gran cantidad de basuras, cables en el suelo y ratas, utilizaban hornillos y calefactores para cocinar y calentarse, sin ventilación ni medidas de seguridad ningunas.

La mayoría de los residentes de este edificio son ciudadanos gitanos rumanos que ejercen de día la mendicidad en las calles de Madrid, salvos dos de ellos, quienes presentaron nacionalidad paraguaya. El inmueble, que pertenece a una entidad bancaria, fue okupado tras no acabarse unas obras de rehabilitación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here