Rommy Arce se ratifica en tuits de Lavapiés arropada por su grupo municipal

0
DcWClC5X0AArple.jpg

(EFE). La titular del Juzgado de Instrucción número 12 de Madrid ha tomado declaración hoy como investigada a la concejal y al portavoz del Sindicato de Manteros y Lateros, Malick Gueye, por los presuntos delitos de injurias y calumnias por sus mensajes y declaraciones en los que vinculaba la muerte del mantero Mame Mbaye el 15 de marzo con una persecución policial.

También ha acudido a declarar como investigada una mujer que regenta una tienda en la zona, pero que se ha negado a declarar. Otro hombre que estaba citado por los mismos delitos no ha sido localizado. Varias decenas de integrantes de Ahora Madrid, Ganemos Madrid y de colectivos como la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM) esperaban en la puerta de los juzgados de Plaza de Castilla a Arce y Gueye, a los que han aplaudido, y han mostrado su apoyo a la edil con cánticos de “no estás sola”.

La concejal presidenta de los distritos de Arganzuela y Usera ha acudido a los juzgados acompañada por el concejal presidente de Latina y Vicálvaro, Carlos Sánchez Mato; la de Moncloa y Tetuán, Montserrat Galcerán; la de Ciudad Lineal y Hortaleza, Yolanda Rodríguez, y el de Moratalaz y Salamanca, Pablo César Carmona. Al salir Arce ha destacado el apoyo que ha tenido del equipo de gobierno municipal y ha agradecido a “todas las organizaciones sociales” presentes que se hayan solidarizado con su causa.

Tras declarar unos quince minutos en la sala, la edil Rommy Arce ha explicado a la prensa que se reafirma en las declaraciones que hizo tras ese suceso, asegurando que seguirá “denunciando las políticas migratorias xenófobas y racistas que practican tanto el Estado español como la Unión Europea”.

Igualmente, ha matizado que sus compañeros y ella son “conscientes” de que están siendo “víctimas de un ataque político”, y que no tienen miedo al uso que otros hacen de la vía judicial “para acallar cualquier voz crítica”. Por su parte Malick Gueye ha explicado que ya había contado a la juez “todo lo que tenía que decir”, aunque ha destacado que “hay gente a la que le molesta que se hable de que en España hay racismo institucional”.

Estas declaraciones las han hecho rodeados por el centenar de personas que les esperaban en la puerta de los juzgados, que han coreado frases como “¡Libertad de expresión!”, “¡Ningún ser humano es ilegal!” o “¡Lo llaman democracia y no lo es!”. Entre ellos, el coportavoz de Ganemos Madrid, José Enrique García, quien ha dicho que “cualquiera con dos dedos de frente verá que lo único que reflejan esos tuits es una defensa de los derechos humanos” y que el “racismo institucional” existe “diariamente”.

Los letrados del sindicato Unión de Policía Municipal (UPM) y de la Asociación de Policía Municipal Unificada (APMU) han criticado que Arce no se haya retractado de sus mensajes contra la Policía y que haya contestado con “evasivas”, argumentando que ella hablaba de “represión institucional” y no se refería en concreto a los agentes que intervinieron en Lavapiés.

Sobre la declaración de Malick Gueye, los abogados han subrayado que se ha desdicho completamente de las declaraciones publicadas en un periódico en las que decía que debían pagar por la muerte del mantero “los policías responsables y el Ayuntamiento”, argumentando que “le han interpretado mal”.

El presidente de la APMU, Carlos Bahón, se ha mostrado “muy decepcionado” por el hecho de que Rommy Arce no haya contestado a las acusaciones y “tenga miedo a las preguntas de la policía”, algo por lo que debería ser “cesada automáticamente en el día de hoy”. Bahón ha confiado en la justicia y en que la edil va a ser procesada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here