La afición del Rayo muestra su preocupación por el mal estado del estadio

0
descarga.jpg

(EFE). El Rayo Vallecano inició el pasado 4 de junio unas obras en su estadio con el objetivo de subsanar los desperfectos para poder pasar la Inspección Técnica de Edificios (ITE). Dos meses y medio después, en el estreno liguero del Rayo en Vallecas, el estadio abrió sus puertas al público sin las medidas de seguridad adecuadas, con numerosos desperfectos aún sin subsanar, muchísima suciedad en los aseos y asientos de los espectadores y ausencia de iluminación en ciertas partes del recinto.

Las denuncias en redes sociales de los aficionados por estos hechos llegaron en una jornada que pudo acabar en tragedia cuando un niño cayó por el hueco de una grada sobre varios escombros que había en el suelo, como vallas y ladrillos, sin resultar herido. La Plataforma ADRV, que engloba a la mayoría de peñas del club, se ha reunido con representantes del Rayo para poner “en conocimiento del club” este hecho y mostrar su malestar con el estado que lució el estadio en su estreno liguero.

“La grada de tribuna lateral alta experimentaba ciertas sacudidas laterales provocando la sensación de que podía venirse abajo. Exigimos al presidente del Rayo que ponga los medios oportunos para comprobar si la grada es 100% segura o, de lo contrario, que se busquen soluciones como cerrarla, reubicar a los espectadores en otras zonas o el cierre del estadio si así lo aconsejasen quienes realicen la inspección”, declara la ADRV en un comunicado.

El Rayo tiene programado su próximo partido en Vallecas el sábado 1 de septiembre frente al Athletic Club de Bilbao, un hecho que genera preocupación entre la afición. “Se sugiere al club que solicite el cambio de orden del partido contra el Athletic para poder realizar los pertinentes estudios y obras requeridas. Denunciamos graves problemas de seguridad como vomitorios llenos de andamios que dificultan una posible evacuación, escaleras de acceso a las gradas sin luz, salidas y escaleras de emergencias no señalizadas y salidas del recinto deportivo reducidas a un tercio por la existencia de material de obras”, declaran los aficionados.

Esta semana ya acudió al estadio de Vallecas el director general de Juventud y Deporte, Javier Orcaray, pero se espera que también acudan en los próximos días inspectores de la Comunidad de Madrid a revisar el estado de la grada de tribuna alta y el resto de deficiencias que reclaman los aficionados.

El plazo que se marca la afición del Rayo para tener una solución es el lunes 27 de agosto. Si ese día no hay una solución por parte del club anuncian “otro tipo de medidas para garantizar la seguridad de los espectadores”. El llamamiento lo hacen extensible a la Comunidad de Madrid, al ayuntamiento y a LaLiga, puesto que “antes que el fútbol está la seguridad de las personas”.

El vicepresidente de Madrid, Pedro Rollán, ha asegurado que la Comunidad va a “reforzar” las medidas de señalización y de seguridad en las obras que está ejecutando en el estadio del Rayo Vallecano para que “no incidan” en los eventos deportivos y se “garantice la seguridad” del público.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here