La casa que fotografió Capa da el penúltimo paso para ser centro cultural

0
fichero_38721_20171222.jpg

La comisión de Desarrollo Urbano Sostenible (DUS) ha emitido este miércoles el dictamen favorable a la modificación del plan general de ordenación urbana (PGOU) de Madrid para esta parcela que la capital pretende expropiar por un importe de 500.000 euros. Las familias que habitan el inmueble serán realojadas. El Pleno del Ayuntamiento de Madrid tendrá que ratificar este cambio aprobado hoy por el PSOE y Ahora Madrid con los votos en contra de Ciudadanos y la abstención del PP. La modificación puntual del PGOU cataloga ese inmueble con nivel 2 de grado de protección estructural.

El Ayuntamiento expropiará el conjunto y procederá al realojo de las familias que ocupan las 12 viviendas del inmueble, actualmente muy deteriorado, construido sobre una parcela de 495 metros cuadrados de superficie en el barrio de Entrevías del distrito de Puente de Vallecas.

Es la primera vez que en Madrid se protege una edificación y se la incorpora al Catálogo de Elementos Protegidos del PGOU atendiendo a “su valor inmaterial y como testimonio de la memoria histórica”. En el año 2010 se identificó esta casa como la que Robert Capa había fotografiado como testimonio del ataque que la aviación alemana perpetró en aquellas calles de Vallecas a los pocos meses del comienzo de la Guerra Civil, en el otoño de 1936.

Después de que los propietarios de la casa pidiesen una licencia de demolición del edificio habitado por varias familias en condiciones precarias, en 2017 la Fundación Anastasio de Gracia inició una campaña Bajo el lema #SalvaPeironcely10 para proteger ese lugar que Capa convirtió en un icono universal del horror de la guerra. 

Solicitó la declaración del edificio como Bien de Interés Patrimonial para preservar la identidad, propuesta que la Dirección General de Patrimonio Cultural de la Comunidad de Madrid desestimó por no reunir los valores materiales ni inmateriales para ello, pero propuso al Ayuntamiento que incluyese el edificio en el Catálogo de Elementos Protegidos. El estudio del edificio puso de manifiesto su interés como representante de un tipo de viviendas prácticamente desaparecido: las viviendas para las familias humildes nacidas al amparo de la Ley de Casas Baratas.

El edificio, de una sola planta sobre rasante, ocupa toda la parcela a excepción de dos estrechos espacios libres que sirven para acceder a las viviendas desde el interior del edificio. Desde el exterior se puede acceder tanto desde la calle Peironcely como desde la calle Miguel de la Roca a través de varios accesos.

Fue construido en 1927 en ladrillo visto y cubierta a dos aguas en teja plana. Cuenta con una sola planta de altura y tipología de viviendas de corredor en torno a dos patios muy estrechos, paralelos a la calle Peironcely, a los que se abren las viviendas de superficie entre 17 y 28 metros cuadrados. Sufrió importantes daños durante la guerra, por lo que sus cubiertas fueron reconstruidas y se han realizado numerosas intervenciones a lo largo de los años que, entre otros extremos, han eliminado las señales de metralla en las fachadas.

El grado de catalogación que se le asigna supone que “se conservará la volumetría de la edificación y sus elementos arquitectónicos más destacados y que podrán desarrollarse obras en su interior en las zonas de menor relevancia constructiva”. El pasado mes de julio se aprobó inicialmente la modificación del Plan General para catalogar el edificio y destinarlo al uso de equipamiento público.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here