Martínez-Almeida aceptaría asumir los residuos del Este siempre que sea a coste cero para el Ayuntamiento

0
fichero_43632_20181220 (2).jpg

La planta de Loeches no estará operativa hasta 2020 y el alcalde del Ayuntamiento capitalino, José Luis Martínez-Almeida, ha dejado entrever la posibilidad de que la ciudad asuma los desperdicios de las localidades vecinas en Valdemingómez, aunque con “condiciones razonables”: que los mismos residuos que acoja el complejo de Vallecas sean enviados después a Loeches, una vez concluyan las obras del vertedero; y que no suponga coste alguno para Madrid. 

La Mancomunidad aprobó la semanada pasada una propuesta formal del Ayuntamiento capitalino por la que se comprometía a abonar 30,2 euros por cada tonelada de desechos que reciba durante un plazo máximo de 18 meses. El mandatario ha defendido que el consistorio haya impuesto unos requisitos lógicos y aclara que si trata estos nuevos recursos es por “solidaridad” con su corona metropolitana. En este sentido, el primer edil conservador ha atribuido la problemática situación a que la Mancomunidad no ha tenido “la previsión suficiente como para acometer las obras en tiempo y en forma”.

Sin embargo, Martínez-Almeida se enfrenta a la oposición de los vecinos, que no quieren que la planta asuma más basura y de los grupos de la oposición de Más Madrid y el PSOE, a los que el regidor ha pedido “responsabilidad”. La Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM) ha anunciado un posible recurso contencioso administrativo si los residuos van a Valdemingómez, una posibilidad que a juicio del presidente de la organización, Quique Villalobos, es una “barbaridad” porque además la basura no llegaría separada para su reciclaje, como ocurre con la que proviene de la capital.

Por su parte, la vicealcaldesa y líder de Ciudadanos en Madrid, Begoña Villacís, se ha mostrado contraria a que la ciudad albergue los residuos del vertedero de Alcalá de Henares, tras finalizar su colmatado del quinto vaso. “Madrid ha demostrado la solidaridad, pero el alcalde de Alcalá -Javier Rodríguez Palacios- lo lleva sabiendo desde 2015 y debería haber hecho los deberes. No lo vamos a aceptar”, señalaba en una entrevista. 

Con respecto al resto de formaciones, Más Madrid también se plantea acudir a la Justicia. La edil de este grupo, Inés Sabanés, ha asegurado en rueda de prensa que el impacto que provocaría sería “muy negativo” e “inaceptable” porque afecta al horizonte de reducción de residuos y se ha negociado “con poca transparencia”. Mientras, el portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, Pepu Hernández, es contrario a acoger las basuras porque incrementarían “los malos olores” y “acortaría la vida útil” de Valdemingómez. Además, ha culpado de la situación a la mala gestión de la Comunidad, pese a que es un regidor socialista, el de Alcalá, el que pide que Valdemingómez trate estos residuos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here