Vecinos del Ensanche denuncian llevar 30 años siendo el vertedero de Madrid

0
12-1.jpg

El pasado 25 de octubre, la Asociación de Vecinos PAU del Ensanche de Vallecas, aprobó por unanimidad una resolución en contra de la Tasa por Prestación del Servicio de Gestión de Residuos Urbanos que el Ayuntamiento pretende cobrar a partir de 2009. Se trata de una manera de transmitirle al Consistorio su “total oposición” para con esta medida porque, según afirman, desde 1978 toda la basura de Madrid se almacena en Villa de Vallecas y, “en estos 30 años nuestra Junta no ha recibido compensación alguna por ser el vertedero de la ciudad”, apuntan desde la asociación. 

Los vecinos se quejan de que los grandes parques y zonas verdes, complejos empresariales, museos, palacios de exposiciones, etc., con los que cuentan otros distritos, no existen en Villa de Vallecas. Sin embargo, en su lugar, sí disponen de dos vertederos -uno activo y otro parado-, una planta de compostaje y una incineradora. Entre todos, tratan cada día 4.000 toneladas de basura a menos de 1 kilómetro de las casas del Ensanche de Vallecas. Las consecuencias, según afirman, “un olor nauseabundo con el que tenemos que convivir y unas emisiones tóxicas que junto a la polución producida por la M-40, M-45, M-50, A-3 y las industrias que rodean el distrito, hacen de Villa de Vallecas una de las zonas con mayor contaminación atmosférica de Madrid”.

Desde la asociación, destacan además que el barrio carece de contenedores en la vía pública, por lo que, cada vecino se ve obligado a destinar alrededor de 36 euros anuales en la contratación de servicios de consejería, encargados de sacar y recoger los cubos de basura. “Y todo, mientras que en otros distritos con rentas mayores, los contenedores se encuentran en la calle y sin coste para sus vecinos”, aseguran. A esta carencia se une también, según denuncian, la falta de contenedores de vidrio y papel, lo que obliga a los residentes del barrio a desplazarse a otras zonas. Un factor este último que preocupa especialmente a los vecinos del Ensanche, pues, de entrar en vigor la Tasa municipal tendrían que recorrer una distancia estimada de “entre 2 y 7 km.” para eludir la supuesta multa. 

En opinión de la Asociación, “no podemos estar más en contra de esta medida. Nuestro Gobierno local elude así la responsabilidad encomendada por su ciudadanía y me-diante una delegación inversa nos traslada el papel de vigilantes de nuestros vecinos”. 

Entre las medidas llevadas a cabo para hacer patente esta negativa, los vecinos han iniciado una recogida de firmas en contra de la tasa. El documento está disponible en la web de la Asociación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here