Los vecinos de Valdemingómez se manifestarán contra el traslado de residuos al vertedero

0
basuravaldemingomezNomas.jpeg

Los vecinos que residen en las próximidades del vertedero de Valdemingómez recibieron con recelo los planes del nuevo Gobierno regional de trasladar temporalmente los residuos de la Mancomunidad del Este a la planta ubicada en el distrito madrileño de Villa de Vallecas. Después de que el vecindario manifestase a la anterior corporación su rechazo a recibir la basura de las localidades adscritas a la citada asociación de municipios, las organizaciones de los barrios afectados comienzan ahora a movilizarse ante la pretensión del Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso de traer los desperdicios de otras ciudades. 

Así, las asociaciones vecinales PAU del Ensanche de Vallecas, La Unión-UVA de Vallecas y La Colmena de Santa Eugenia se movilizarán el próximo 5 de octubre contra esta propuesta en una manifestación que partirá a las 11:00 desde la estación de Metro Congosto y finalizará ante la Junta de Distrito de Villa de Vallecas. Ese día, “gritaremos alto y claro que no queremos que nos traigan basura de otros municipios a Valdemingómez y que queremos que nuestro Ayuntamiento nos defienda en este asunto”, explica Rosa María Pérez Mateo, presidenta de la AV PAU del Ensanche de Vallecas, uno de los barrios más afectados por las emisiones del parque tecnológico.

Por el momento, el consistorio no ha respondido a la petición de la Comunidad de Madrid y la Mancomunidad del Este de que el complejo acoja, al menos hasta que se inaugure el vertedero de Loeches, toda la basura procedente del vertedero de Alcalá de Henares; sin embargo, las entidades vecinales temen que finalmente acceda. No en vano, el equipo de Martínez-Almeida ha visto con buenos ojos que el Gobierno regional lleve a los tribunales la Estrategia de Residuos aprobada en el mandato de Manuela Carmena, un plan muy avanzado que, entre otras cosas, contempla el cierre de la incineradora de Valdemingómez.

El pasado mes de diciembre, el pleno del Ayuntamiento de Madrid acordó por mayoría, con el voto en contra del PP, que no permitiría que las más de 200.000 toneladas anuales de residuos de los municipios de la Mancomunidad del Este fueran trasladadas a Valdemingómez. Era la respuesta de la administración local a la propuesta que hoy vuelve a tener encima de la mesa y que se produce ante el colapso del vertedero de Alcalá de Henares.

“Pero los vertederos no se colmatan de un día para otro. La Mancomunidad del Este sabía que se avecinaba ese problema y en tres años no hizo nada por evitarlo o buscar soluciones. Después, a pesar de anunciar que en abril el vertedero ya no aguantaba más, lo siguió utilizando hasta ahora, momento en que junto a la Comunidad de Madrid vuelve a pedir traer la basura a Valdemingómez. Es increíble, se han pasado otros cinco meses sin buscar soluciones”, sostiene la portavoz vecinal. Las asociaciones vecinales respondieron entonces a la propuesta del Gobierno regional con una concentración de protesta ante su sede, en la Puerta del Sol. Ahora la historia se repite.

Para las asociaciones vecinales del entorno del parque tecnológico, el traslado de los residuos a la planta de Valdemingómez supondría ni más ni menos que el fin de las mejoras conseguidas en los últimos diez años de pelea contra la contaminación atmosférica y odorífera.

“Las cientos de medidas que componen el plan de eliminación de olores están dimensionadas y diseñadas para la basura que llega a Valdemingómez, no para 200.000 toneladas más y mucho menos para 200.000 toneladas de basura sin ningún tipo de tratamiento. Lo mismo ocurre con el plan de cierre de la incineradora: reducir la incineración en un 50% en 2022 y cerrar de la incineradora en 2025 no se ha aprobado porque sí. Esos años no están elegidos al azar, sino calculados para la basura que ya llega a Valdemingómez, no para un volumen mayor”, aclara la asociación del Ensanche vallecano en su sitio web.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here