Los afectados por el retraso en la construcción de los nuevos desarrollos exigen soluciones

0
10.jpg

“En el Sureste nos sentimos estafados”. Así lo manifestaron las decenas de personas que el pasado 20 de mayo se concentraron sobre los terrenos de los llamados nuevos desarrollos con el fin de protestar por el retraso en la construcción de sus viviendas. Durante la jornada festivo-reivindicativa, los congregados pudieron degustar una sabrosa tortilla allí donde según aseguraron “deberíamos estar sentados con nuestras familias, en nuestras propias casas desde hace ya varios años”.

Presentes en la concentración, algunos de los miembros de la Asociación de Vecinos del Sureste, aprovecharon además para informar acerca del estado actual de todos los desarrollos, así como del pasivo papel que en su opinión, están desempeñando las administraciones públicas en el problema. Indignados, afirmaron que se sienten solos; y cada vez más teniendo en cuenta que muchos de los afectados han preferido abandonar y perder su inversión a cambio de vivir tranquilos y sin incertidumbre. Los que se han quedado, sin embargo ya suman 11 años de espera unidos, en algunos casos a 90.000 euros de inversión en unas casas de las que todavía no se ha puesto ni un solo ladrillo. “Nos han vendido humo -aseguranban algunos de los afectados- y lo peor de todo es que a estas alturas no sabemos si habrá suelo para todos los cooperativistas, ni el plazo de entrega de las viviendas, ni el precio final”.

Promotoras encubiertas
Las razones que han motivado el retraso resultan para muchos desconocidas. El vicepresidente de la Asociación de Vecinos del Sureste, Ángel Alberto Montero, sostiene que el problema radica en la especulación que practican las gestoras de las cooperativas. “No hablamos de gestoras de cooperativas al uso, sino que manipulan y controlan la cooperativa, alteran, expolian, enajenan el patrimonio y al final los que pagan son los cooperativistas. Más que como gestoras actúan como promotoras encubiertas”.

Ante esta situación, los afectados han recurrido a la vía judicial y mientras esperan respuestas muchos de ellos continúan viviendo con sus padres; otros pagando un alquiler y el resto ha optado por hipotecarse en otra vivienda paralelamente. Así las cosas, no se resignan a seguir esperando y exigen que, de una vez por todas, se aclaren algunos puntos relativos al plazo de entrega de las viviendas, el precio final de las mismas, las condiciones de acceso y los requisitos de los Módulos. Además reclaman la urgente urbanización de Los Ahijones, la reducción del plazo de obras del Cañaveral y Los Berrocales y la aprobación de los Cerros y solicitan el compromiso por escrito de las administraciones para acabar con una situación que se ha convertido en la pesadilla de los afectados. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here