El Arzobispado no podrá construir el aparcamiento en la parcela de Valderrivas

0
10.jpg

El nuevo complejo parroquial de Valderrivas, Beata Teresa de Calcuta, no dispondrá finalmente de aparcamiento. Tras la polémica suscitada en torno a la cesión gratuita de parcelas municipales al Arzobispado y sus usos, el Consistorio requirió a la institución eclesiástica, hace unos días, para que se abstuviera de construir el parking. Alegaba que el uso lucrativo del suelo vulnera el convenio suscrito por ambas entidades en 1997 y advertía de que, de llevarse a cabo las obras, “tendrían que devolver la parcela”.

La decisión ha dado al traste con los planes del Arzobispado que aspiraba a financiar la construcción del complejo parroquial -templo, oficinas, viviendas y parking- con los fondos obtenidos de la venta de plazas del aparcamiento. Un proyecto para el que contaban ya con la licencia de obras pertinente. “Si el PSOE no hubiera denunciado la ilegalidad que pretendía el Arzobispado en unos terrenos públicos, con el consentimiento del Ayuntamiento -el cual había concedido todas las licencias necesarias- este parking se hubiera llevado adelante”, denuncia el concejal socialista, Daniel Viondi. Era precisamente el edil quien exponía el asunto ante los medios de comunicación, tras percatarse de que ya se estaban vendiendo las primeras plazas. Se trataba de un total de 241 espacios para vehículos (32 para uso propio y 209 de uso libre), tasados en un precio medio de 30.000 euros y que reportarían un beneficio de entre 6 y 7 millones de euros. Cifra a la que habría que descontar el presupuesto de obras y de actividad. “La construcción de aparcamientos lucrativos es un auténtico negocio, pues ni siquiera habían reservado plazas para los vecinos”, denuncia Viondi.

Ahora el Arzobispado se verá obligado a devolver el dinero que los futuros usuarios del aparcamiento habrían podido depositar a modo de fianza para reservar sus plazas.

Tras lo sucedido, el PSOE pide al Consistorio que tome conciencia de la situación y medite seriamente acerca de la posibilidad de anular el convenio, “pues se ha mostrado incapaz de controlar su cumplimiento, ya que, la otra parte firmante les ha engañado”, apunta Viondi. El concejal aboga también porque la parcela de Valderrivas revierta a titularidad municipal y pueda albergar así alguna dotación necesaria para el barrio. “Llevamos 8 años pidiéndolo -explica- porque existen muchos servicios básicos que no se pueden cubrir debido a la falta de suelo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here