Detenido por robar más de 3.000 carros de supermercados

0
7-2.jpg

Agentes de la Policía Nacional han detenido a Juan Antonio R.C., de 37 años, como presunto autor de la sustracción de más de 3.000 carros de compra en diferentes centros comerciales de la capital a lo largo del año. Posteriormente, los vendía en una chatarrería ubicada en el barrio madrileño de Vicálvaro. La instalación de un GPS permitió a los agentes averiguar el destino final de los carros e identificar al autor de los robos. En este tiempo, el detenido ha podido obtener un beneficio económico de 290.000 euros.La investigación se inició a raíz de las denuncias interpuestas por los representantes de varios establecimientos comerciales. En ellas, ponían en conocimiento de los agentes el robo de numerosos carros de compra en centros comerciales de Madrid. Unos 3.000 durante todo el año.

 
Instalación aleatoria de GPS
 
En colaboración con esos centros comerciales se instaló, de manera aleatoria, un sistema de localización GPS en algunos de los carros. Y fue uno de esos dispositivos el que alertó de que uno de los carros había salido del perímetro del centro comercial.
 
EL GPS marcó como punto de referencia una calle del distrito de Puente de Vallecas. Al lugar se dirigieron varios indicativos policiales que localizaron una furgoneta en cuyo interior había dos carros de la compra, uno de ellos con el citado dispositivo. Allí mismo procedieron a la detención de Juan Antonio como presunto autor de un delito de hurto.
 
Dos carros al día
 
Las investigaciones desvelaron que el detenido llevaba desde principios de año robando carros de la compra con una frecuencia de, al menos, dos al día. Tras ello, los trasladaba hasta una chatarrería ubicada en el barrio de Vicálvaro para su venta. Los agentes inspeccionaron ese local y hallaron, en ese momento, 29 carros de diversos establecimientos comerciales. Por ello, procedieron al arresto de la propietaria y del encargado de la empresa como presuntos autores de un delito de receptación. Ellos eran los que compraban los carros para después prensarlos y vender el material.
 
Según las informaciones aportadas por los representantes de los centros comerciales, el beneficio económico que el detenido ha podido obtener del robo y posterior venta de los carros de compra ronda los 290.000 euros.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here