La Fiscalía investiga el desalojo “irregular” del espacio vecinal ‘La Cantera’

0
315344_194120740718236_1672250013_n.jpg

Eran las 7 de la mañana del pasado 26 de julio, cuando un vecino de Vicálvaro observó a unos obreros que tapiaban las ventanas del  número 1 de la calle Titanio, un espacio de participación vecinal ocupado bajo el nombre de ‘La Cantera’. Aquí comenzó un rocambolesco desalojo investigado por la Fiscalía.

El edificio de cuatro plantas, propiedad de una entidad bancaria, nació con la voluntad de dar cabida a diversas actividades juveniles y vecinales .
"Lo primero que pensamos es que se trataba de un desalojo totalmente ilegal, ya que no había policías", según Alberto Vaquero, de la Asamblea de Jóvenes de Vicálvaro. Los agentes llegaron posteriormente para identificar a la veintena de personas desplazadas al lugar. Fueron momentos de tensión porque "pedimos una orden de desalojo que no nos enseñaron en ningún momento, fue un desalojo irregular porque no se cumplió el procedimiento habitual", ha manifestado Vaquero.

Durante la mañana llegó una patrulla de la Unidad de Intervención Policial. Los agentes permitieron  a los chicos recuperar algunos materiales del espacio: micrófonos, ordenadores, mesas de mezclas y sacos de boxeo, entre otros.

Material robado  

Una caja con 100 euros, monos de obras y una radial, ”fueron algunas de las cosas que robaron algunas personas, con la complicidad de los operarios de la empresa de reformas ‘Brick O´Clock’ encargada de tapiar el edificio”, ha explicado Alberto Vaquero.

Desde esta empresa, su abogado, Rafael Sastre, ha replicado que “ninguno de los operarios robó nada y estos hechos no tienen nada que ver con ningun trabajador”.

Algunos miembros de la Asamblea de Jóvenes han interpuesto una denuncia contra una de estas personas. De hecho, los agentes policiales hallaron en un coche algunos de estos materiales aparentemente sustraídos y que ahora permanecen en dependencias policiales.

Por otra parte, cinco horas después del desalojo, se produjo una manifestación de apoyo a ‘La Cantera’ con unas 200 personas que recorrió las calles de Vicálvaro.

“Presiones de la Junta”

"Tenemos constancia de que la Junta Municipal aceleró el desalojo", ha apuntado Alberto Vaquero, que dice haber escuchado a miembros de la policía que "estaban sometidos a presiones de la Junta para que resolvieran ese problema".

Además, tras la desaparición por falta de presupuesto del programa de juventud, "se han tramitado 15 solicitudes a la Junta para crear espacios de jóvenes en el distrito y todas han sido rechazadas y ahora la pelota está en el tejado del Ayuntamiento",  ha declarado Vaquero.

Por el momento, en el próximo pleno de la Junta Municipal del distrito se presentará una moción para la cesión o creación de espacios para jóvenes.
El proceso legal del desalojo por parte de la Fiscalía, continua abierto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here