Foro Local de Vicálvaro denuncia que la participación vecinal en el distrito está “a desguace”

0
Foro Local de Vicálvaro denuncia que la participación vecinal en el distrito está

La Comisión Permanente del Foro Local de Vicálvaro ha emitido un comunicado en el que denuncia que la participación vecinal en el distrito está “a desguace”.

A continuación, el texto íntegro que ha sido enviado a la redacción de El Distrito:

El 25 de febrero del año 2017 se ponía en marcha por primera vez, en el distrito de Vicálvaro, el trabajo del Foro Local en un encuentro de vecinos y vecinas que acudieron a la convocatoria tras la aprobación por Acuerdo del Pleno del Ayuntamiento de Madrid el 23 de diciembre de 2016 del Reglamento Orgánico de funcionamiento de los Foros Locales en los Distritos de Madrid (BOCM de 9 enero 2017).

Con esta iniciativa, el gobierno municipal, en esos momentos de la agrupación política AHORA MADRID, no hacía más que cumplir con lo que nuestra Constitución había establecido 38 años antes en el artículo 9,2: “corresponde a los poderes públicos promover las condiciones para que la libertad e integridad del individuo y de los grupos en que se integra sean reales y efectivas; remover los obstáculos que impidan o dificulten su plenitud y facilitar la participación de todos los ciudadanos en la vida política, económica, cultural y social“, respecto de la participación ciudadana en los asuntos municipales que les afectan de lleno en sus vidas diarias.

Más de tres años (2017-2020) nos han servido para demostrar a la Junta Municipal del Distrito, de la que somos parte integrante por la Disposición Final 1ª de nuestro Reglamento que modifica el artículo 4 del R. O. de los Distritos de Madrid y señala como uno de sus órganos al “Foro Local, órgano de información y de participación ciudadana presencial y deliberativa, con capacidad para la adopción de acuerdos de iniciativas y propuestas acerca de todos aquellos aspectos inherentes a la acción municipal en el Distrito” que, a pesar de nuestra falta de experiencia, formación en los asuntos administrativos y en algunos momentos, herramientas que pudieran facilitarnos en mayor forma la tarea encomendada, el entusiasmo por evidenciar nuestra fe en el derecho asignado constitucionalmente y finalmente reconocido por el Gobierno Municipal nos ha empujado a trabajar con responsabilidad y eficacia.

Ha sido mucho el trabajo realizado al presentar cerca de un centenar de propuestas de mejora en el distrito que han sido elevadas a los Plenos mensuales, así como a los Plenos de Presupuestos. Encuentros con el tejido asociativo y con los jóvenes y adolescentes han sido parte también del trabajo realizado a lo que tenemos que sumar el Programa de Cultura de calidad (ópera, teatro, góspel, zarzuela y cine) gestionado por el Grupo de trabajo del foro “Noches de verano en el parque de Valdebernardo” con gran éxito de asistencia del público vicalvareño.

Dicho esto, y, de forma muy esquemática por no alargar el texto, nos sentimos respaldados para solicitar de nuestra Junta Municipal del Distrito actual regida por el Concejal Sr. Martín Casariego, de Ciudadanos, el respeto y consideración que nos asiste a los firmantes de este texto todos ellos coordinadores de distintas mesas de trabajo que, junto con la Vicepresidencia, formamos la Comisión Permanente del Foro Local del Distrito de Vicálvaro.

Respeto y consideración no solo ganada por nuestros casi cuatro años de trabajo efectuado con los logros evidenciados en el territorio vicalvareño, sino también por el hecho de que nos respalda el ordenamiento jurídico en lo concerniente a los textos que relacionan al Foro con la Junta Municipal del Distrito. Además de los derechos que como ciudadanía nos reconoce el artículo 35 de la Ley de Procedimiento Administrativo en nuestras relaciones con la Administración española (Junta Municipal del Distrito en este caso) la propia Administración está obligada (artículo 3º,2 del texto citado), en sus relaciones, a regirse por el principio de cooperación y colaboración y en su actuación por los criterios de eficiencia y servicio a los ciudadanos.

Principios que se han convertido en papel mojado en el momento de gestionar este año nuestro Plenario de fin de año que sirve para rendir cuentas tanto desde la Junta Municipal como igualmente, por parte del foro.

Bien es verdad que el año 2020 ha resultado un año atípico y excepcional al máximo lo que nos conducía, por tanto, a tratar de gestionar con buena fe e interés por ambas partes un Plenario lo más realista posible, pero con el ánimo puesto en un futuro todavía incierto, pero no exento de una actitud positiva y animosa con el fin de no desgastar los ánimos en seguir en la brecha.

La actuación de la Junta Municipal que preside el Sr. Casariego no ha estado a la altura de los principios de lealtad institucional señalados faltando en todo momento a la buena fe y el principio de colaboración que se le supone como representante de la Administración Local.

La Convocatoria del Plenario se nos comunicó por carta (sin acuerdo previo para el desarrollo del mismo entre la Junta y la Vicepresidencia del Foro) en la que se nos informaba de que la asistencia de las personas integrantes se había efectuado por sorteo (sin publicidad ni asistencia de representante alguno por parte del foro) asignando el cupo de 62 personas a un rango de apellidos de un listado, sin reservar cupo para la Comisión Permanente del Foro, órgano de representación del mismo que lleva a cabo las directrices de todas las mesas de trabajo.

Ante esta situación se envió una carta al Concejal en el que se le solicitaba la reversión de esta convocatoria y la posibilidad de acceso libre a todas las personas integrantes del foro hasta el húmero asignado para cumplir con las medidas de seguridad previamente exceptuados para su asistencia a los 12 personas de la Comisión Permanente informándole del hecho de que otros distritos de nuestra ciudad -Carabanchel, Ciudad Lineal, San Blas, Moratalaz y Fuencarral-El Pardo- ya habían efectuado sus convocatorias en estos términos , por lo que, entendíamos no debía existir problema alguno para aceptar nuestras peticiones, haciéndole saber que, en último término, si la C. P. no asistía al Pleno nos veríamos obligados a tomar las medidas adecuadas a ese atropello y llevaríamos a cabo las actuaciones necesarias para dar publicidad a nuestros vecinos y vecinas de los motivos de esta acción.

Incidiendo en esa falta de respeto que parece ser “marca de la casa” hasta el pasado jueves 29 de octubre, día del Plenario, no tuvimos respuesta alguna por lo que tanto la C. P como personas de las distintas mesas del Foro Local, nos manifestamos delante del Centro Cultural el Madroño, donde evidenciamos con una pancarta y octavillas que facilitamos a los vecinos y vecinas que circulaban por la zona, de las razones de nuestra actuación y sus efectos.

Mucho nos tememos que esta forma de proceder en un representante de la administración que falta a los principios señalados en el ordenamiento jurídico administrativo sin pudor alguno en cuanto al respeto que merece la ciudadanía en lo tocante a su participación en las tareas municipales que nos otorga la Constitución española, tantas veces mencionada por los políticos, suponga un recorte de la participación por parte de la Administración actual en el Ayuntamiento de Madrid y con sus efectos en las Juntas Municipales de Distrito, máxime cuando ya tenemos noticias de un anteproyecto de Reglamento Orgánico que pretende sustituir el aprobado en el año 2017, al que, de momento, ya le han cambiado el título que denominan “Consejos de Proximidad”.

¿Proximidad? Nos preguntamos. ¿de quién? ¿De los vecinos y vecinas como personas libres y autónomas responsables y preocupadas por los problemas y carencias que detectan en sus barrios y distritos? O bien ¿proximidad para tener controlada bajo el paraguas de las propias juntas municipales esta participación vecinal?
Más bien nos tememos que es esta segunda opción lo que se pretende con el cambio de nombre de los Foros Locales (reagrupación de individuos que viven en un ámbito territorial y cercano que se unen libre y voluntariamente para trabajar y mejorar las carencias en sus barrios y distritos) con el de Consejos de Proximidad (bien entendido como grupo de personas que accedan a ser dirigidas tanto en sus intereses como en su desarrollo por parte de la propia Junta Municipal del Distrito).

Así nos lo confirma una ojeada al texto del anteproyecto donde encontramos que:

Se eliminan…

• Las menciones a la “rendición de cuentas” lo que deja al libre albedrío y sin control alguno por parte de la ciudadanía, la actuación de las Juntas Municipales, vaciando de contenido el derecho de participación ciudadana recogido en la Constitución.

• La capacidad de decisión de vecinos y vecinas en la creación de las mesas y grupos de trabajo que se limitarán a crear las que tengan su correlativa área en el Ayuntamiento de Madrid. Lo que impedirá reflejar las diferentes necesidades que tienen unos distritos de otros en la ciudad de Madrid. Si algo caracteriza a nuestra ciudad, es la enorme diferencia en cuanto a necesidades (muchas veces básicas) que tienen los distritos del Sur-Sudeste respecto de los del Norte-Noroeste. El propio Ayuntamiento el pasado año así lo reconoció al crear la Oficina del Desarrollo de los Distritos del Sur Sudeste que en su informe final lo evidenció y fue aprobado por todos los partidos políticos (incluidos los que ahora hablan de homogeneidad – PP y CIUDADANOS) en el gobierno municipal.
Se establecen los siguientes controles en la participación:

• La figura de los Organizadores de Mesa que serán vocales de los partidos políticos en el Gobierno municipal con voz y voto además del VETO en cuanto a llevar a cabo un primer análisis selectivo de las proposiciones que los integrantes de las mesas elaboren para elevar al Pleno de la Junta.

• Los representantes de las mesas (actualmente coordinadores) no tienen especificadas sus funciones. (serán los convidados de piedra que justifiquen lo que finalmente decida la Junta).

• Las propuestas que elaboren las mesas, si pasan el Veto del Organizador de mesa, requieren además de ser aprobadas por acuerdo de la Junta de Portavoces (donde los partidos políticos tendrán la posibilidad de rechazarla sin que llegue ni siquiera a conocimiento de los vecinos y vecinas en el momento del Pleno).

• Por si fueran poco los controles señalados en el párrafo anterior, se requiere que las propuestas presentadas por las mesas, antes de llegar a la Junta de Portavoces, hayan “sorteado” el informe de los propios técnicos municipales (funcionarios de la propia administración) que deberán emitir un “informe de idoneidad” en los 15 días siguientes a su presentación y de no contestar en el plazo establecido se entenderán “rechazadas”. (es decir que la propia negligencia y desidia de una administración “no diligente” tirará por tierra el trabajo efectuado por la ciudadanía). Bonita forma de considerar el trabajo vecinal.

Con esta breve pincelada del anteproyecto que está en estos momentos a la espera de su debate y aprobación en el Pleno del Ayuntamiento de Madrid, dejamos a nuestros vecinos y vecinas la tarea de informarse adecuadamente del texto que salga finalmente y la decisión, posterior, de incorporarse o no a esta nueva herramienta que el Gobierno actual en nuestra ciudad pretende crear no sin desearles mucha suerte para ello.

Comisión Permanente del Foro Local Vicálvaro
Madrid, 3 de noviembre 2020

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here