Luchan por sus viviendas de la Plaza de Ceres

0
viviendas.jpg

“Vivo sola y tengo miedo que me echen a la calle”. Este es el temor de Tere, una de los 32 afectados de la Plaza de Ceres, nueve ya han recibido una carta, en la que se les notifica la rescisión del contrato de su vivienda social por la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo (EMVS). La Asociación de Vecinos ‘El Despertar’ presentó una proposición en el último Pleno del distrito para que sea paralizada esta acción.

El Consejo de Administración de la EMVS se reunió el 10 de febrero e informó de que elevaría el precio medio de sus viviendas, “precio de mercado, con lo que deja de ser vivienda protegida pública y no se respetan las condiciones que han tenido estos vecinos durante 20 años”, denunció Jesús Mª Pérez, portavoz de la entidad vecinal.

Incertidumbre de los inquilinos

La EMVS ofrecerá las viviendas a los mismos inquilinos y “no venderá esta promoción”, manifestó la concejal presidenta del distrito, Carmen Torralba. Se adaptarán a las rentas de alquiler en función de cada familia y se les cobrará como máximo el 30% de sus ingresos en un nuevo contrato por un año prorrogable a tres.

La incertidumbre se ciñe sobre los vecinos porque a algunos de ellos llevan tres meses sin cobrarles la vivienda. Con el nuevo contrato tendrán que pagar más de 300 euros de fianza y desconocen si se los descontarán de la depositada hace 20 años, unas 29.000 pesetas. Cada dos años se les ha subido el IPC de sus inmuebles y se preguntan ¿por qué no se les prorratea el contrato y se les deja como estaban? Se debe a un Plan de Viabilidad de la EMVS, defendió Torralba, quien reconoció que “desconocemos cómo van a hacer el proceso, pero ayudaré a los vecinos en lo que pueda”.

La proposición fue rechazada con los votos en contra del Partido Popular y a favor de PSOE, IU y UPyD.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here