Mª José de Amacae: “Las víctimas de acoso escolar en Madrid se hallan indefensas ante la ley”

0
mari1.jpg

“Lo acosaron durante un año, estalló y se tomó ocho pastillas". Mª José Fernández, una mujer de origen gallego, relata así la historia que padeció su hijo cuando cursaba 3º de la ESO en un colegio del distrito. Ahora es la encargada de abanderar la lucha para que otros escolares de la Comunidad de Madrid no padezcan lo mismo. El año pasado tomó la iniciativa de crear, de forma desinteresada, la Asociación Madrileña contra el Acoso Escolar (Amacae), en el Centro Social Polivalente (Avenida Real, 12) y por el momento cuenta por decenas los casos que recibe, 30 hasta el mes de junio.

Tras producirse el caso de Arancha, la niña de Usera que se suicidó por acoso, los medios de comunicación centraron su atención en este asunto. En septiembre arranca un nuevo curso y Mª José aborda casos como el de una niña de 13 años, que de lo mal que le trataron sus compañeras de colegio "está bajo tratamiento psiquiátrico y se hace cortes en los brazos, la última vez le dieron 32 puntos". Muchos padres no pueden denunciar por no tener medios económicos, “las víctimas de acoso escolar en Madrid se hallan indefensas ante la ley”, asevera Mª José.

Ley contra el acoso escolar

Amacae asesora a padres y profesores, son mediadores con los centros escolares, ofrecen charlas y colaboran con Guardia Civil y Policía Nacional. "Hacemos todo lo esté en nuestras manos, somos pocos y eficientes: dos psicólogas, una psicopedagoga y un abogado". Precisamente el letrado ha sido el encargado de elaborar un borrador para una Ley contra el Acoso Escolar que incluye un protocolo de prevención y otro de intervención inmediata, "porque el que existe ahora en la Comunidad de Madrid no le dice a los profesores cómo actuar", puntualiza Mª José.  

Además, desde Amacae en un futuro contemplan pedir al Ministerio de Justicia que se suprima la actual Ley del Menor, "las unidades de anorexia y bulimia de hospitales están llenas de niños que sufren acoso en sus colegios y esto hay que pararlo", denuncia esta madre gallega. Su claro objetivo es que España tome ejemplo de otros países como Finlandia, donde existe "tolerancia cero" para el acosador. Razón no le falta, por eso Mª José no cejará en su empeño para que todos los colegios madrileños sean unos lugares seguros para todos los escolares.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here