Más infraestructuras hidráulicas en el sureste

0

Por el sureste de Madrid corre uno de los cauces más destacados de la cuidad: el arroyo Migueles, cuya cuenca de aportación se verá incrementada considerablemente con la construcción de los nuevos desarrollos urbanísticos allí previstos del Cañaveral, Ahijones y Los Berrocales. Su futuro estanque de tormentas se compone de cuatro compartimentos que irán entrando en funcionamiento según se vayan ocupando las viviendas del nuevo desarrollo. Hoy la Junta de Gobierno de la Ciudad de Madrid ha aprobado la licitación del segundo compartimento con un gasto plurianual de cerca de cinco millones y medio de euros, concretamente 5.472.412 euros, financiados mediante la aportación económica realizada por la Junta de Compensación de Los Berrocales.

El nuevo estanque de tormentas, de 75.000 m3 de capacidad total y dividido en cuatro compartimentos, fue ideado por el Área de Medio Ambiente y Movilidad con el fin de conseguir la regulación, almacenamiento y posterior tratamiento de los excedentes de lluvia generados, evitando su vertido directo y preservando el cauce natural del arroyo. Además, su construcción por compartimentos permite la adaptación paulatina a la demanda existente y futura, entrando en servicio conforme se vayan edificando y sean ocupadas las nuevas viviendas.

 
De los cuatro compartimentos de almacenamiento de aguas pluviales ya ha sido ejecutado el primero y ahora se inicia la licitación del segundo, cuyas obras consisten en la ejecución de una estructura con unas dimensiones de 86 x 42 metros y un calado máximo de 5,20 para una capacidad total de 18.750 m3. La infraestructura estará dotada de todas las instalaciones necesarias para la regulación de caudales de entrada y salida, así como su mantenimiento y limpieza automatizada.
 
Uso responsable del agua
Durante los últimos años, el Ayuntamiento de Madrid ha apostado y realizado una importante inversión en la construcción de infraestructuras hidráulicas que permitan un uso eficiente y responsable del agua.
Enmarcadas en estas políticas y en cumplimiento de las Normas de la Demarcación Hidrográfica del Tajo, el Área de Gobierno de Medio Ambiente y Movilidad, ha llevado a cabo la construcción de numerosos estanques de tormentas para la regulación y control de los vertidos a los distintos cauces de aportación, con el objetivo de mejorar la calidad de las aguas superficiales que discurren por la cuenca del río Manzanares.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here