Los padres del niño encontrado muerto en la Vicalvarada esperan respuesta de la Justicia

0
2

Los padres de Gabriel Vidrascu, el niño de 12 años desaparecido el 24 de septiembre en el parque de la Vicalvarada y hallado muerto en una laguna cercana el 5 de octubre, siguen a la espera de una segunda autopsia. El menor cumple siete meses en la cámara del Instituto Anatómico Forense a la espera de que sus progenitores, Ginel y Mirabella, reciban una respuesta del juez y pueda ser expatriado para darle sepultura.

El resultado de la primera prueba fue que se trató a de una muerte accidental. Sin embargo, tanto los padres como la Asociación para las Libertades Sandra Palo, refutan este informe. El forense de reputado prestigio, Luis Frontela, declaró que el cadáver presentaba numerosas evidencias de que la muerte de Gabriel pudo ser provocada por una tercera persona, argumento que mantienen los padres del niño.

En octubre del año pasado, tras la muerte de Gabriel, Ginel y Mirabella remitieron un escrito al juzgado y aún esperan respuesta. Su vida se centra en sus dos hijos, aunque con la esperanza de que se conozca la verdad sobre la muerte de su pequeño. No obstante, su intención es que en caso de no recibir respuesta de la Justicia, trasladarán a Gabriel a Rumanía para que pueda ser finalmente enterrado. Repatriación cuyo coste gira en torno a los 7.000 euros y que será posible gracias a la solidaridad de los vecinos. En ese caso ya no se podrá realizar el segundo examen forense.

A este drama se une el personal. La familia tiene que salir adelante con el sueldo de asistenta de Mirabella, 850 euros. Tienen que pagar 650 euros de alquiler y para comida les quedan 150. Por el momento, Ginel sigue sin trabajo y sin cobrar paro, pero con la esperanza de que su pequeño Gabriel pueda descansar en paz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here