Los vecinos de las promociones Valderrivas I, II y III, denuncian deficiencias en sus viviendas

0
10.jpg

Los propietarios de las viviendas Valderrivas I, II y III, ubicadas en la calle Omega, están viviendo su particular versión de “Esta casa es una ruina”. Desde que la EMV (Empresa Municipal de Vivienda) entregara los pisos de estas tres promociones en noviembre del pasado año, los vecinos del inmueble han denunciado una serie de supuestas deficiencias que a día de hoy siguen sin solucionarse. Escalones agrietados, puertas de emergencia que permanecen abiertas o sistemas contra incencios que aún no funcionan son sólo algunas de las principales reclamaciones que los propietarios han trasladado en repetidas ocasiones a los responsables de la EMV.

A estas quejas se unen además otros problemas derivados de la arquitectura vanguardista de los e-dificios. En primer lugar, y según afirman los vecinos, dos de las tres construcciones de la promoción se han diseñado al estilo de las tradicionales corralas, lo que motiva que en épocas de lluvia, el agua se cuele dentro de las casas e incluso de los ascensores. La lluvia provoca también problemas de consideración en los garajes del inmueble. Al parecer, la carencia de tela asfáltica en los techos del subterráneo produce filtraciones de importante consideración, de manera que en lo que va de año, el garaje ha sufrido dos inundaciones. Además, esa humedad unida a una supuesta mala disposición de las bajadas, provoca un fuerte y desagradable olor similar al que se desprende de las alcantarillas.

Por otra parte, el diseño vanguardista del edificio también produce problemas en el interior de las vi-viendas. En concreto, los dúplex poseen unos ventanales colocados a una altura que los hace inaccesibles para su limpieza, así como para la ventilación de las casas.

Los problemas se agravan aún más para los vecinos con discapacidades físicas. Desde hace algunas se-manas, la acera permanece levantada justo frente a la rampa de acceso para minusválidos, lo que impide su uso a los vecinos que lo necesitan.

Completan la lista de deficiencias, el óxido en los forjados decorativos, la ausencia de puntos de luz en algunas de las escaleras y la carencia de extintores en zonas comunes.

Alertados por las demandas de los vecinos, el concejal socialista del distrito, Félix Arias y el portavoz adjunto de la agrupación socialista de Vicálvaro, Daniel Viondi, acudieron a visitar el inmueble hace unos días. Tras su encuentro, Arias se comprometió a denunciar el caso ante el Consejo de Administración de la EMV con el fin de buscar soluciones en beneficio de los vecinos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here