Los vecinos de la calle Potes se sienten abandonados

0
13-2.jpg

Los vecinos de los números 11, 13, 15 y 16 de la calle Potes están llenos de problemas. Hace unas semanas los soportales de las viviendas se inundaron al estallar algunas de las tuberías lo que provocó además que se levantara hasta el suelo. El IVIMA se responsabilizó de los hechos ya que lo consideró “estado de alto riesgo”. Las aguas fecales estaban discurriendo por los soportales y el olor era nauseabundo. “Lo que han hecho ha sido callarnos la boca”, afirma Mª Carmen, una de las vecinas. “En la zona que peor estaba nos han puesto dos baldosas nuevas pero hay otras zonas en donde siguen los deperfectos”, continúa.

“Huele a gas”
Pero los problemas no se quedan ahí. Los vecinos reclaman que se arreglen los depósitos de gas. “Huele a gas. Hemos llamado varias veces y no ha venido nadie a revisarlo. Hasta que no ocurra una catástrofe como la que pasó en Arroyo Bueno al explotar una de las tuberías del gas, no nos harán caso”, denuncia Mª Carmen. Los depósitos de gas, donde se encuentra la llave para las viviendas, están separados de las paredes, sin puerta o si la hay, está oxidada y se puede abrir sin problemas. “Ésto es un verdadero peligro”, dicen las vecinas.  Otra de sus quejas es la falta de luz por las noches en un lugar donde la delincuencia y el vandalismo son muy frecuentes. “Esto es una vergüenza. Cuando es de noche me tengo que acercar hasta el cercanías o el metro para buscar a mi hija porque me da miedo que venga sola. No se ve nada”, cuenta Mª Carmen. La falta de luz es un problema generalizado en el distrito. El cable de cobre es muy preciado, se vende a casi 10 euros el kilo, y ésto está provocando que los robos de este material sean continuos. En el último pleno se trato este tema. El grupo de Izquierda Unida propuso que se instalara otro material que no fuera tan preciado: el alumnio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here