Vecinos del entorno de Marconi creen que el cierre de la zona no solucionará los problemas

0
10-1.jpg

Ya se tomó esta misma medida en el verano de 2005 y parece que no tuvo el éxito que se pretendía. Ahora, tres años después, el Ayuntamiento ha decidido restaurarla y los vecinos, aunque reconocen que dará algo más de seguridad, no la consideran la adecuada. “El cierre de 23.00 a 6.00 horas no solucionará el problema de la prostitución”, explican, aunque sí reconocen que ganan en seguridad ya que con la anterior limitación se erradicaron las carreras ilegales de coches. 

El Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCAM) publicó el pasado 23 de junio el decreto del delegado de Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento de la capital, Pedro Calvo, por el que se declaraba nuevamente a la Colonia Marconi y al polígono industrial de Villaverde como área de circulación restringida. Por ello, con esta nueva normativa no se permite la circulación de vehículos por estas zonas entre las 23.00 y las 6.00 horas, a excepción de “los residentes y de aquellos debidamente acreditados mediante la autorización municipal oportuna”, según explica el decreto. 

La única solución de momento
Los vecinos explican que esta medida no es la oportuna ya que, “las prostitutas regresan por la mañana, que es cuando más afecta porque los niños se las encuentran de camino al colegio”, aunque han reconocido que apoyan en cierta forma esta iniciativa del Ayuntamiento porque, por ahora, “es la única que tienen”. 

Mabel Díaz, portavoz de la Asociación de Vecinos La Resina, explicó que los vecinos reclaman que los tres grupos municipales lleguen a “una carta de convivencia para regular la prostitución prohibiendo que ejerzan en la calle y que sus profesionales tengan sus espacios, que ellas mismas reclaman, para que puedan asearse como seres humanos, por ejemplo, y no en las bocas de riego, como lo tienen que hacer hasta ahora”. 

Por su parte la asociación Hetaira, que vela por los derechos de las meretrices, señaló que estas se acercan a las viviendas en busca de seguridad y que “para garantizar que el alejamiento de las prostitutas a las viviendas se mantenga habría que asegurar unas buenas condiciones de seguridad y alumbrado”. Desde Hetaira reprochan que el regidor, Alberto Ruiz-Gallardón, no ha recibido a este colectivo desde que llegó a la alcaldía y puntualizan que las mujeres, “no ejercen la prostitución en las calles de Marconi”, aunque sí reconocen que lo que hacen es captar clientes en la vía pública.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here