¿Qué es y para qué sirve el Benchmarking?

0
¿Qué es y para qué sirve el Benchmarking?

El Benchmarking es una forma de descubrir cuál es el mejor desempeño que se está logrando, ya sea en una empresa en particular, por un competidor o por una industria completamente diferente.

Esta información se puede utilizar para identificar brechas en los procesos de una organización con el fin de lograr una ventaja competitiva.

Por lo tanto, el Benchmarking es un proceso para obtener una medida, un punto de referencia. Pero la evaluación comparativa no es una herramienta de proceso rápida o sencilla. Antes de realizarlo, es importante tener un conocimiento profundo de las directrices de la empresa.

Algunas empresas tienen pautas estrictas sobre qué información se puede recopilar y a quién pueden contactar los profesionales para obtener esa información. Dependiendo del tamaño de la empresa, los profesionales pueden sorprenderse de lo que está disponible internamente.

El Benchmarking es una herramienta de gestión empresarial que no solo se basa en hacer consultas a otras empresas o recorrer y documentar las instalaciones o proceso de otra empresa. Al hacer uso del Benchmarking, una empresa no debe limitar el alcance a su propia industria y la evaluación comparativa no debe ser un evento único.

Clasificación del Benchmarking

Aunque existen muchas formas de Benchmarking, existen tres que destacan ante el resto y son las siguientes:

Benchmarking interno: Se utiliza cuando una empresa ya ha establecido y comprobado las mejores prácticas y simplemente necesita compartirlas. Dependiendo del tamaño de la empresa, puede ser lo suficientemente grande como para representar una amplia gama de desempeño. El Benchmarking interno también puede ser necesaria si las industrias comparables no están fácilmente disponibles.

Benchmarking competitivo: Se utiliza cuando una empresa desea evaluar su posición dentro de su industria. Además, el Benchmarking competitivo se utiliza cuando una empresa necesita identificar objetivos de desempeño de liderazgo en la industria.

Benchmarking estratégico: Se utiliza para identificar y analizar el rendimiento de clase mundial. Esta forma de evaluación comparativa se utiliza sobre todo cuando una empresa necesita salir de su propia industria.

Ventajas del Benchmarking

El Benchmarking, es una herramienta de gestión estratégica, que permite a la organización establecer metas y medir la productividad, en base a las mejores prácticas de la industria. Es una práctica en la que el nivel de calidad se usa como punto de referencia para evaluar aspectos haciendo una comparación.

El proceso ayuda a comparar y calibrar los procesos, programas, estrategias y métricas de desempeño con las mediciones estándar o con otras empresas similares. Se ocupa del análisis de tres dimensiones principales:

  • Calidad
  • Hora
  • Costo


Es una técnica útil para mejorar el desempeño de la organización identificando e implementando los mejores procesos y prácticas, para lograrlo. El proceso implica evaluar repetidamente los aspectos del desempeño con las medidas similares de sus pares, identificando las brechas, descubriendo nuevos métodos para llenar las brechas y también para superar la condición, para que las brechas resulten positivas para la organización.

Proceso del Benchmarking

Para llevar a cabo de forma exitosa el proceso de Benchmarking en tu empresa, lo ideal es que sigas los pasos explicados a continuación:

  • Identificar la necesidad de realizar el Benchmarking.
  • Comprender el proceso y las prácticas existentes.
  • Determinar las mejores prácticas.
  • Hacer una comparación entre los procesos y el desempeño de la empresa con los de tus rivales.
  • Elaborar un informe sobre las diferencias en los resultados estándar y reales.
  • Implementar los pasos necesarios para llenar los vacíos en el desempeño.
  • Evaluar y revisar.
  • Es importante tener en cuenta que el Benchmarking no proporciona una solución a todos los problemas, sino que ayuda a mejorar la gestión empresarial a través del análisis de las situaciones. Es un proceso de mejora continua, por lo tanto el Benchmarking se aplica regularmente con el fin de obtener una ventaja competitiva y también para refinar el desempeño en las principales áreas de negocio.

Aplicación del Benchmarking

El proceso implica buscar fuera de la organización para estudiar qué hacen los demás para alcanzar su nivel de desempeño y también los procesos que utilizan. Por lo tanto, el enfoque ayuda a determinar los procesos detrás del desempeño excepcional. Se puede aplicar en las siguientes áreas:

  • Gestión de recursos humanos.
  • Desarrollo de productos.
  • Distribución de los productos.
  • Operaciones de mantenimiento.
  • Niveles de utilización de la planta.
  • Servicios al cliente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here