Fecundación in vitro en Madrid, una opción para la maternidad y paternidad al alcance de todos

0
Fecundación in vitro en Madrid, una opción para la maternidad y paternidad al alcance de todos

La fecundación in vitro es una técnica de reproducción asistida que se ha estudiado y aplicado con éxito en los últimos 60 años, logrando que muchas parejas alrededor del mundo hayan podido concebir bebés sanos en un entorno de verdadero amor.

En la fecundación in vitro los óvulos son fecundados por fuera del útero y cuando se convierten en embriones son implantados en el útero, llevando el embarazo a término.

Desde Clínica Tambre, una de las clínicas más prestigiosas de Fiv Madrid, nos ayudan a conocer mejor los diferentes tipos de FIV y cuál es el más adecuado según nuestra situación.

¿Qué tipos de FIV hay?

Fecundación in vitro homóloga o conyugal: Esta se realiza con óvulos propios de la mujer que va a ser madre y el semen de su pareja, se suele utilizar cuando existen daños en las trompas de Falopio o una obstrucción en ellas, también cuando se han hecho varios intentos de inseminación artificial y se sospecha que el fallo puede provenir de los espermatozoides, o si no hay una cantidad suficiente de espermatozoides en el semen.

Fecundación in vitro con óvulos de donantes: En general esta fecundación in vitro se utiliza para las mujeres que desean ser madres, pero que no quieren tener una unión estable con un hombre para criar a su bebé, o que su pareja no puede fecundarlas.

Se aconseja en mujeres con pareja femenina, mujeres sin pareja masculina que desean ser madres, cuando se han tenido varios intentos de fecundación fallidos con semen de la pareja en caso de que la pareja tenga azoospermia, es decir, no hay espermatozoides en el semen de la pareja, o cuando se tiene una anomalía cromosómica y puede llegar a transmitir enfermedades hereditarias.

Método ROPA: Este método permite en las parejas de mujeres homosexuales que ambas participen en el proceso de reproducción de manera activa. Una de ellas dona los óvulos que serán fecundados por el semen de un donante, para ser implantados en la de la otra mujer de la pareja.

Es aconsejable cuando ambas madres son sanas y quieren participar en el proceso, cuando una de las dos tiene una mejor reserva ovárica, o cuando una de las dos produce óvulos, pero no puede sostener al feto en el útero.

¿Cómo se realiza la fecundación in vitro?

La madre donante de los óvulos en la fecundación in vitro debe someterse a un proceso de estimulación hormonal que se inicia durante el segundo o tercer día de la regla dura entre 8 y 12 días con controles ecográficos cada 48 horas. Cuando los folículos ováricos tengan alrededor de 18 mm se administrará la última inyección para que sea descargada la mayor cantidad de óvulos posibles. 36 horas después se realiza una punción ovárica bajo sedantes.

Paralelamente se realiza una preparación para el endometrio en la madre receptora de los óvulos. no importa si es la misma donante, añadiendo progesterona vía vaginal para aumentar las posibilidades de implantación del embrión, entre los días posteriores a la donación y anteriores a la implantación.

De otro lado, los óvulos son fecundados en el laboratorio con el semen del donante a razón de un óvulo por espermatozoide, procurando obtener la mayor cantidad de embriones que se transferirán al útero aún estado de blastocistos. Es decir, de 5 días de evolución.

Normalmente en la Fiv se implanta un solo embrión, mientras que los otros son congelados para futuros intentos en caso de que el primero no logré implantarse o de que se quieran tener más embarazos a futuro.

La transferencia del embrión al útero se realiza con una cánula bajo ecografía, después de lo que es recomendable un reposo de 20 minutos a los días después se realiza el test de embarazo.

La fecundación in vitro es un proceso realmente sencillo que puede ayudarte a cumplir tu sueño de ser madre. No requiere mayores trámites, es fácil de realizar y no implica mayores complicaciones a tu salud. Incluso puedes elegir un embarazo múltiple si lo deseas.

Es importante contar con una clínica especializada, que tenga la suficiente experiencia para que puedas obtener los mejores resultados y que pueda acompañarte en todo el proceso desde la fertilización hasta el parto, en este hermoso proceso de traer una nueva vida al mundo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here