Manuel Martínez-Sellés vence a Chillón en el debate

Manuel Martínez-Sellés vence a Chillón en el debate. El candidato al Ilustre Colegio de Médicos de Madrid (ICOMEM), el doctor Manuel Martínez-Sellés, ha dejado en evidencia al actual presidente de la institución, Miguel Ángel Sánchez Chillón, al que ha reprochado su evidente partidismo y falta de independencia, el abandono de los médicos durante la pandemia y la escasa visibilidad del Colegio en la sociedad, los medios de comunidad y ante el propio colectivo profesional.

Ha sido durante el debate electoral celebrado el pasado jueves en la sede del Colegio de Médicos entre los cuatro candidatos a la presidencia, aunque ha estado protagonizado por la confrontación de ideas entre Martínez-Sellés´, jefe de Sección de Cardiología en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid, único aspirante con posibilidades reales de un cambio en la institución; y Sánchez Chillón, especialista en Medicina de Familia.

Manuel Martínez-Sellés recuerda a las víctimas del Covid

El candidato opositor ha recordado a los sanitarios contagiados y fallecidos durante la pandemia. Durante su turno, ha subrayado que el médico debe ser el eje principal de la Sanidad. Por eso, ve urgente incrementar sus salarios. Actualizar los baremos de las aseguradoras y prestar atención a colectivos como el de Atención Primaria.

Manuel Martínez denuncia la politización del ICOMEM

Frente al resto de aspirantes, con evidentes intereses o inclinaciones políticas o sindicales, Manuel Martínez-Sellés ha remarcado su independencia.Además, ha apostado por vincular el Colegio solo a sociedades científicas, a la Real Academia de Medicina y a las universidades madrileñas.

Aunque Chillón dijo que no tiene “hilo directo” con ningún partido, el candidato opositor le recordó que siempre que ha podido se ha posicionado en contra del Gobierno regional y a favor del central. Algo “más que sospechoso” y denunciable cuando representa a toda la institución. También ha lamentado la poca relación que tiene el ICOMEM con las universidades. “Madrid tiene siete facultades de medicina. Hay Colegios en otras regiones que solo tiene una facultad y tienen muchísima más sinergia con ella que el Colegio madrileño con siete”, ha apostillado.

Manuel Martínez-Sellés vence a Chillón en el debate

La ciencia, junto a la ética y la deontología, es uno de los ejes programáticos del ‘Equipo Sellés’, cuyo lema de campaña es ‘Soy Médico’. Frente a la dejadez de Chillón, el cardiólogo promueve una mayor dureza en la persecución del intrusismo profesional y la publicidad engañosa. “No haya defensa clara de situaciones de actualidad, como el movimiento antivacunas o los negacionistas. Nuestro compromiso es que desde el Colegio, con comités de asesoramiento, demos unos mensajes claros con fundamento científico”, señaló.

Además, lamentó que la actual dirección del ICOMEM haya utilizado los recursos de todos para realizar encuestas sesgadas, como la de la eutanasia; o para hacer propaganda enviando en este periodo una carta claramente electoral a los médicos jubilados, como así ha confirmado el Comité Electoral, pese a que Chillón insistía en que todo lo que hacía en su época había sido “escrupuloso”. Y frente a los ataques que le formuló, Martínez-Sellés defendió durante el debate la salud de sus pacientes como “su único sesgo”.

Servicios eficientes y formación real para los médicos

El también catedrático de Medicina ha prometido que cuando llegue al Colegio se centrará en velar por el cumplimiento adecuado del ejercicio de la profesión y por que todos los médicos destinen al menos 9 minutos por paciente en consulta, entre otras muchas medidas. También se compromete a que todos los trámites del ICOMEM se puedan realizar ‘on line’, no como hasta ahora, y a llegar a acuerdos con empresas de servicios para ofrecer descuentos y oportunidades a los colegiados. Además, la Bolsa de Trabajo tiene que ser más dinámica y con más posibilidades laborales, ya que apenas funciona en la actualidad. 

Manuel Martínez-Sellés ha prometido una formación impartida por el Colegio convenientemente acreditada y directa, también con colaboraciones con la Real Academia y empresas, “siempre velando por la calidad científica”. “Echo de menos que cuando un colegiado de base quiere impartir un curso no reciba apoyo y se le ponga pegas para usar de forma presencial las instalaciones que son de todos. O que los cursos tengan horarios accesibles para todos los turnos. También quiero vuelvan las becas de asistencia a congresos y becas de periodos de formación corto”, manifestó. 

Chillón abronca al resto de candidatos

Por su parte, el actual presidente del ICOMEM reprochó al resto de candidatos que había llegado al debate con poca información y admitió que podía ser así por lo “poco atractivo” con el que difunde el Colegio la información. Y aunque contó que cualquier colegiado podía acceder a las salas de forma gratuita para la formación, Martínez-Sellés recordó un curso no patrocinado que impartió sobre insuficiencia cardíaca y que le impidieron que fuera gratuito. 

Sánchez Chillón ha reconocido también que la magnífica biblioteca del Ilustre Colegio no se usa “porque es on line” y que para acceder por ejemplo a un artículo de una revista científica hay que esperar 24 horas. Algo totalmente obsoleto, apostilló el jefe de Sección de Cardiología del Marañón, porque los colegiados suelen necesitar un artículo en el momento en el que lo piden, no al día siguiente. “Por eso al final tenemos que usar las bibliotecas digitales de otros centros o de la universidad”, criticó. 

Manuel Martínez-Sellés vence a Chillón en el debate

Martínez-Sellés ha constatado entre muchos profesionales la queja continuada de falta de apoyo firme del Colegio a los médicos durante la pandemia. Los médicos que han tenido que soportar la falta de EPIs y material,el colapso de los servicios sanitarios y los turnos interminables mientras Sánchez Chillón solo se dedicaba a apoyar las medidas del Gobierno central frente a las del regional. 

“Si tuviésemos un Colegio que nos defendiese, no hubieran surgido iniciativas como ‘AP Se Mueve’. Y es que nos hemos sentido desamparados. El Colegio no tiene visibilidad ni entre los propios médicos. Es penoso que en el homenaje por parte del Gobierno a las víctimas de la pandemia no hubo ni un médico. El único sanitario que fue una enfermera. Es indudable que no hemos estado ahí”, esgrimió.

Falta de visibilidad del ICOMEM

      Una falta de visibilidad, ha añadido el catedrático de Medicina, que se plasma en los medios de comunicación. Cuya relación con el Colegio de Médicos de Madrid no es adecuada. “Cuando hay que hacer declaraciones lo mejor es seleccionar a un médico experto en la materia. Que no vaya siempre el presidente del Colegio a hablar de cualquier cosa aunque no tenga ni idea. Es importante establecer un canal de comunicación adecuado con la sociedad y desde ahí trasladarle mensajes claros y con fundamento científico siempre”, remachó.

Alegato final de Manuel Martínez-Sellés

      En su alegato final, Martínez-Sellés hizo un llamamiento a todos los médicos para que vayan a votar el próximo 17 de septiembre. “Tengo la suerte de todos los que se presentaron contra Chillón hace cuatro años ahora me apoyen. Y de sentirme respaldado por otros médicos de gran prestigio, médicos a pie de cama que ven pacientes todos los días. Son muchos médicos los que están descontentos y por primera vez van a ir a votar con ilusión por el cambio”, destacó.

       Por último, el catedrático prometió una auditoría de las cuentas del Colegio ante el dispendio de los últimos años. Así como un esfuerzo para recuperar el prestigio, la importancia y la visibilidad de la institución dentro y fuera del colectivo médico. Defendiendo a ultranza la dignidad de los médicos de forma independiente, amplia y apolítica.

Manuel Martínez-Sellés vence a Chillón en el debate

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here