La musicoterapia favorece de forma prematura el vínculo entre el bebé y sus progenitores

0
musicoterapia

El Hospital Quirónsalud San José pone en marcha un proyecto de “Musicoterapia focal obstétrica” dirigido a mujeres embarazadas y parejas

El embarazo no sólo afecta al cuerpo de la mujer, sino a todo su entorno. Diferentes experiencias muestran que la musicoterapia ayuda a facilitar que todo el proceso del embarazo sea vivido de la forma más natural posible. Para favorecer que las mujeres embarazadas que así lo deseen puedan vivir esta experiencia, el Hospital Quirónsalud San José ha puesto en marcha un proyecto de “Musicoterapia Focal Obstétrica”, cuya responsable es Carmen Luna, musicoterapeuta y diplomada en Magisterio musical.

Como destaca Carmen Luna, “la música, utilizada como herramienta principal, se convierte en el puente que permite a los futuros padres vincularse con su bebé antes del nacimiento, lo que lleva a la futura mamá a disfrutar más de su embarazo, a la vez que le brinda la posibilidad de elaborar los diferentes aspectos que de manera consciente o inconsciente ejercen influencia en el mismo”.

Los objetivos terapeúticos

  • Crear un vínculo entre el bebé y los progenitores.
  • Fomentar la implicación de la pareja durante todo el proceso.
  • Estimular y favorecer de forma temprana el vínculo madre-pareja-bebé y los posibles hermanos.
  • Promover un clima emocional adecuado para favorecer la calidad de vida del bebé.
  • Favorecer el autocontrol sobre la percepción del dolor y la ansiedad, aprendiendo técnicas de relajación y descanso para el cuerpo y la mente.
  • Contribuir a la reducción del estrés perinatal, brindándole al recién nacido la posibilidad de conectarse, a través de la audición, con un ámbito sonoro ya conocido.
  • Estimular al bebé a través de instrumentos musicales, música grabada y la propia voz materna/paterna a través del canto.

La musicoterapia focal obstétrica está dirigida a todo tipo de embarazos, tanto embarazos normales, entendiendo como tales aquéllos que no presentan ningún tipo de complicación y no requieren de cuidados especiales más allá de los mínimos básicos para su desarrollo normal; embarazos de alto riesgo, aquéllos que requieren cuidados especiales porque presentan amenaza de aborto, requieren reposo absoluto o precisan de medicación; y embarazos en condiciones especiales, como pueden ser, entre otros, los casos de embarazadas con problemas de obesidad o ceguera; embarazos múltiples; o aquéllos que se desarrollan en condiciones de conflicto emocional por abortos previos (naturales o inducidos), por muerte de un hijo, etc.

El proyecto se desarrolla en varias etapas (diagnóstico, tratamiento y evaluación del proceso terapeútico). También se enfoca desde varios ámbitos: sesiones clínicas individuales, en pareja y familiares; y a través de Talleres para futuras mamás y Talleres en pareja.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here