inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Miércoles, 12 de diciembre de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
14/06/2018 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Borja Cardelús: “España ha contribuido a la construcción de la humanidad que conocemos”
El escritor Borja Cardelús ensalza el legado cultural que los españoles dejaron en Hispanoamérica, sentando las bases de dicha civilización

Su libro Civilización Hispánica: El encuentro de dos mundos aborda el legado que dejó, en diferentes ámbitos, el imperio español en América.  ¿Cómo estructura la obra toda esa riqueza que confeccionó la cultura hispánica?
Más que la historia, el libro aborda el resultado cultural. En el libro se diferencian dos partes: el material y el inmaterial. En el primer caso se incluye la alimentación, el intercambio de éstos y la globalización que hace España de los mismos; también el manejo ganadero, que exporta España al Nuevo Mundo y que Estados Unidos lo exporta ahora como producto americano cuando es un producto andaluz; también está la arquitectura, la música…

Con respecto al inmaterial, tenemos la religión, la lengua -por supuesto- y el carácter, costumbres y filosofía de vida común de los 600 millones de hispanohablantes. Unos rasgos que nos caracterizan en todo el mundo.   

 

Hay que aclarar que dicho libro es un eje de actuación de la recientemente creada Fundación Civilización Hispánica ¿En qué grado contribuye esta obra a la labor que realiza usted y otros miembros de la fundación?

El libro viene a desarrollar el concepto de la civilización hispánica, compuesta por 600 millones de personas, que es fruto del encuentro de los españoles con las gentes y las tierras de América. Como consecuencia de ello surge un híbrido, mestizo, pero que es toda una civilización. Hay dos grandes civilizaciones, la anglosajona y la hispánica. La primera ha sido bien divulgada pero la nuestra está todavía, en ese sentido, en pañales. Nadie se ha ocupado de divulgarla. Por eso nace la fundación y el libro, que es una de las herramientas de divulgación. 

 

Hablaba sobre el aspecto material e inmaterial de la confluencia entre dos mundos. ¿En qué ha trascendido dicha influencia hasta nuestros días? Se lo comento porque el que fuese hasta hace poco ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis -que participó además como ponente en la presentación de su libro- parafraseaba su obra al afirmar que el capitalismo tal y como lo conocemos tuvo sus prolegómenos en la civilización hispánica. 

España ha contribuido a la construcción de la humanidad tal y como la conocemos hoy en día. La Iglesia Católica, la lengua -tercera del mundo-, la supervivencia de las razas indias... Hay muchos frutos de esta civilización. Uno de ellos es el que concierne al tema alimenticio. El maíz y la patata produjeron que Europa dejara morirse de hambre, puesto que era un producto de ciclo corto.    Ello contribuyó a la explosión demográfica en el continente, sentando las bases de la revolución industrial. Ésta es la madre del capitalismo y, en su origen, están productos como el maíz y la patata. 

Además está la plata. La plata no se quedó en España, en contra de lo que dice la Leyenda Negra, sino que se inyectó en el resto de Europa -Inglaterra, Alemania, Holanda y Francia-. Ello produjo una inyección económica que hizo que aflorase el capitalismo. En última instancia, la cultura hispánica sentó las bases del sistema actual de mercado. 

 

Entrando ya en materia de prejuicios y en relación con la plata. La Leyenda Negra extendió la creencia de que los españoles nos hicimos con las gemas de Hispanoamérica, hecho que usted desmiente con rotundidad ¿Cómo se gestionó entonces todo lo relacionado con la plata?

Esta es una de las mayores falsedades de la Leyenda Negra. La plata americana no era del Estado, sino de los criollos -propietarios de las minas-. El Estado español sólo mantenía un 20% en los impuestos, el denominado quinto real. El 80% era de los particulares, que enviaban la plata a Europa para comprar productos que se fabricaban en el continente: textiles, por ejemplo. Las fábricas no estaban en España, sino en Inglaterra, Francia, Holanda... Entonces la plata se iba rápidamente a esos países para comprar esos productos. Que España se quedó con la plata es una mentira. 

 

Sobre el sistema tributario. Usted evidenció junto a Jesús Á. Rojo en el programa España de Leyenda -en Distrito TV- el régimen de impuestos que los autóctonos mantenían antes de la llegada de los españoles al Nuevo Mundo. Lo catalogan como el primer régimen comunista ¿Por qué?

Por una parte estaban los Aztecas, en México, y los Incas en otra parte, que era un caso extremo de totalitarismo. Es el primer sistema comunista a ultranza de la humanidad. Los Incas eran un poco la oligarquía que iba sucesivamente. Sometían a la población a un régimen verdaderamente explotador. La carga fiscal que caía sobre los andinos era del 66%. Tampoco podían salir de su valle los andinos, no podían prácticamente hacer nada.  

Cuando llegan los españoles, éstos no son conquistadores que vienen a ocupar un territorio, sino emperadores de pueblos oprimidos, por los Incas y los Aztecas. Las naciones andinas se fueron uniendo a Pizarro porque lo vieron como un libertador, que es lo que fue.

 

Expone cómo España liberó a los ciudadanos de esos caciques; sin embargo, en nuestras fronteras teníamos un régimen feudal. ¿Cómo se entiende que cruzando el charco los autóctonos disponían de más derechos de los que teníamos aquí?
Realmente la legislación americana fue mucho más liberal que la que podría haber en la península. El régimen feudal no fue tan estricto en España como en otros países europeos, quizás en zonas como Andalucía sí. Pero cuando se va a América, no se trasplanta ese régimen feudal, sino uno nuevo, que se establecen en las llamadas Leyes de Indias: un modelo de protección al indio, de sus tierras, bienes, libertad, justicia y dignidad. 

Los españoles eran paternalistas en grado sumo. Por ejemplo, hay un artículo que dice que cuando se otorgan tierras, hay que dar preferencias a los indios, incluso quitandoselas a los españoles. 

 

La Leyenda Negra hablaba también de genocidios. Parte de esta afirmación estaba auspiciada por Bartolomé de las Casas. Usted, en cambio, mantiene que el descenso de la población se debió a causas no militares. 

Cuando llegan los españoles se produce una gran mortandad indígena. Esto ha sido utilizado por la denominada Leyenda Negra para hablar de genocidio. Eso no existió. La mortandad se produjo por las bacterias europeas. Al no tener anticuerpos los indígenas, el tifus, la viruela, la tosferina, el sarampión hicieron estragos en la población india. Las acciones militares fueron muchísimo menos influyentes. De cada 100 muertos indios, uno se debía por acciones militares y 99 a las enfermedades. De hecho, cuando llegan los españoles se produce una gran mortandad, pero poco a poco se empieza a estabilizar la población y a subir. Actualmente hay más indios de los que había cuando llegaron los españoles, gracias a esas leyes. 

Bartolomé de las Casas, en su libro -que utilizan los enemigos de España para construir esa Leyenda Negra-, dice que había 100 millones de habitantes, los cálculos serios estiman que habían 13 millones. Si hubieran llegado otras naciones como Inglaterra no hubiera quedado nadie, como no queda ningún indio al este del Mississippi, donde se instaló Inglaterra.

 

Usted admite que existieron ciertos abusos, puntuales, por parte de los españoles. ¿Esa exageración de Bartolomé de las Casas permitió que se promulgasen las Leyes de Indias? 

La primera declaración de Derechos Humanos la promulga la Escuela de Salamanca, con Francisco de Vitoria, Domingo de Soto, Martín de Azpilicueta y otros ilustrísimos. Crean el derecho natural, que indica que todas las personas son iguales. De ahí arrancan los derechos humanos. Bartolomé de las Casas bebe de esas fuentes, aunque tiene luces y sombras este personaje. Consigue con sus exageraciones convencer al emperador de que se producen dichos abusos, ayudando a crear las Leyes de Indias; sin embargo, sus falsedades alientan lo que sería la Leyenda Negra, que utilizan Inglaterra, Holanda, Francia e Italia para debilitar la acción española en el nuevo mundo.  
 









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic