Entrevista a Sonia Cea, Concejala Presidenta del distrito de Chamartín

0

La entrevista realizada a Sonia Cea, Concejala Presidenta del distrito de Chamartín, tuvo lugar a principios del mes de mayo. Por tanto, los datos y estadísticas que se ofrecen en la entrevista no están actualizados, sino que se corresponden en el contexto de la fecha indicada.


Ha pasado un año desde que se celebraron las elecciones municipales. El Ayuntamiento cambió de signo político con Martínez-Almeida; comenzó el curso político en septiembre y al poco nos metimos en navidades. Parece que todo lo que había antes del coronavirus queda muy lejano, pero sí que nos gustaría comenzar preguntándole sobre su entrada en la Junta Municipal de Chamartín: ¿Cómo fue esa toma de contacto con los vecinos del distrito?¿Qué motivaciones y qué proyectos se dibujaban en esos primeros días?

Me encontré con una aceptación vecinal muy buena. Desde el principio dijimos que queríamos sentarnos con todo el mundo, queríamos hablar con todo el mundo. Una de las primeras acciones que hicimos fue unas jornadas de puertas abiertas: me acuerdo que cuando llegué a la junta estaba embarazada, pero yo quería tener los deberes hechos por si después me tenía que coger una baja.

Dije que quería ver a todas las asociaciones que pueda y a todos los vecinos que pudiese. Nos hicimos ahí una ronda rápida de visitas al distrito y llegamos incluso a ver al 60% o 70% de las asociaciones. La verdad que eso de alguna manera sí que se ha premiado. Al fin y al cabo, cuando a la gente le pones cara y te has sentado con ellos tienes un trato mejor. Hemos hecho muchos proyectos de colaboración con ellos; las fiestas la verdad que también salieron muy bien y tuvieron una participación vecinal estupenda.

Nos hemos encontrado un distrito con muchas ganas de hacer cosas, que era también con las que veníamos nosotros. Nosotros nada más llegar dijimos que en primer lugar queríamos tener un vínculo directo con el vecino. Sobre todo que comprendieran que nosotros éramos la puerta de entrada a todas sus necesidades. Entonces nosotros decíamos siempre: ‘Me voy a sentar contigo, te voy a dar la explicación para tu problema. Vamos a ver si te lo podemos solucionar; si no te lo podemos solucionar pues nos pondremos en contacto con quien te lo pueda solucionar y haremos una mesa o haremos reuniones periódicas para poder solucionarlo’.

Nos encontramos por ejemplo con el problema de las obras del Bernabeu. Al fin y al cabo había muchos vecinos que estaban preocupados por el tema; también por parte del club estaban preocupados por que el proyecto tuviera buena aceptación vecinal. Construimos una mesa conjunta de asociaciones y club. Hemos tenido bastantes reuniones con la asociación de vecinos del Bernabeu, no me sé el número exacto.

 

En esa toma de contacto con el tejido asociativo de Chamartín, a qué conclusiones llegasteis sobre lo que necesitaba el distrito, qué reclamaban los vecinos. 

Nosotros hemos venido aquí para gestionar y para tomar decisiones; sobre todo para no decirle a cada uno cómo tiene que pensar, sino únicamente hacer que tenga una vida mejor cuando salga de la puerta de su casa. ¿Qué significa esto? Pues en primer  que si tienes algún problema, puedas hablar directamente con tu concejal, puedas tener una reunión y lo puedas intentar solucionar. Luego, otra cosa a la que vinimos, y que espero que aunque haya pasado este contratiempo del coronavirus, lo podamos solucionar; no son competencia de mi concejalía, pero sí que estamos obviamente en ello. Estábamos todos por tener unas calles limpias, calles sin baches y luego que el Ayuntamiento esté allí en lo que te pueda ayudar.

Queríamos realizar una serie de inversiones, por ejemplo queríamos, teníamos previsto realizar un centro cultural más, teníamos también previsto hacer una nueva comisaría de policía… Para eso queríamos tener un primer contacto con los vecinos: para después decirles que vamos a estar ahí para lo que necesiten; para que vean que las situaciones básicas -calles seguras y limpias, sin baches-,  van a ser estudiadas; para saber cuáles son las decisiones que tenemos que tomar en función de las necesidades que nos presentan.

Independientemente de ser del Partido Popular, considero que soy concejal de todos los vecinos de Chamartín. Nosotros lo que quisimos era devolver un poco las tradiciones que había en el distrito y que, por decirlo de alguna manera, no habían estado tan presentes en la etapa de Gobierno anterior. Nada más llegar nos decían muchos vecinos que tenían ilusión por celebrar las fiestas del Carmen: las celebramos; intentamos redoblar el esfuerzo en navidad, y así lo hicimos; además, como  tenemos una programación que está muy enfocada a los niños, también celebramos Halloween y  creo que un poquito de carnaval. Todo lo que había que celebrar, lo celebramos. Somos un distrito que no nos perdemos ni una.

Lo que queríamos hacer era una apuesta por la tradición pero sin dejar a un lado la innovación. Nos pusimos en comunicación tanto con las asociaciones de comerciantes del distrito como con los colegios para intentar que Chamartín abrazara la innovación que ya se nos estaba pidiendo en esta nueva era. ¿Cómo se podía conseguir eso? Haciendo que en los centros culturales que tenemos se estuvieran realizando talleres para enseñar a niños sobre las nuevas habilidades que se les va a pedir; tanto para el mundo empresarial como para el mundo que tienen ya.

De esta manera, empezamos desarrollando de cara al próximo año cursos en robótica; también estábamos haciendo cursos de estimulación temprana de la inteligencia, e incluso talleres para, además del inglés básico, ayudar a hablar en otras lenguas como chino. Así queríamos un distrito que no diera la espalda a la tradición, pero pensando en la innovación.

Ha hablado sobre un enfoque de mejora y ampliación de los servicios, pero ¿y en materia de equipamientos?

Nosotros estructuras también teníamos. En lo que a infraestructuras se refiere, nosotros queríamos llevar un plan integral de recuperación y de innovación de las colonias de Chamartín. Es cierto que habían estado muy dejadas, por lo que junto al área de obras se preparó un programa para la reparación de las aceras.

Respecto a nuevas estructuras, teníamos pensada la nueva unidad de policía. Antes de que llegara todo esto teníamos -coronavirus- lo teníamos prácticamente aprobado. También estábamos estudiando con los diferentes barrios ver cuáles eran las necesidades que tenían. Por ejemplo, en el barrio de Castilla íbamos a poner un pequeño centro cultural, que iba a ser una sala de estudio junto a un centro cultural arriba.

También, en caso de que sea posible, estaba pensado un nuevo centro de día. Luego, naturalmente, teníamos previstas intervenciones en todos los colegios y edificios y también en bastantes zonas verdes. También teníamos idea de construir una pista de bicicletas y skate. Igualmente contábamos con una nueva zona de  niños, una zona canina nueva… En fin, son bastantes proyectos de inversión, sobre todo a través de las Inversiones Financieramente Sostenibles (IFS), que bueno, si nos deja esta etapa pensamos poner en marcha.

¿Todos estos proyectos se han quedado paralizados entiendo, no?

Vamos a seguir trabajando para sacar adelante todos los proyectos que teníamos pensado, sobretodo vamos a ejecutar aquellos que estaban previstos para realizar este año 2020.Al llegar al distrito identificamos la prioridad del asfaltado de las calles. En concreto, se proyectó la renovación del 10% de las calles del distrito, asunto que ya está en marcha.

Ahora mismo el problema es que como estamos en la situación social en la que estamos. Es una situación bastante necesidad y no sabemos hasta qué punto se van a poder efectuar todos los proyectos y movimientos que teníamos previstos. Ahora sobre todo hay que ir a lo urgente, y lo urgente es ayudar a la gente a salir de esta situación que está afectando a todos los niveles.

Como comenta, entramos en una dinámica en la que se prioriza el aspecto social. Llegados a este punto ¿Cómo ha entrado el coronavirus en la vida de los vecinos de Chamartín -ya que es uno de los distritos con una tasa importante de infectados-? ¿Cuál es el mapa que ha dejado el coronavirus -y que seguirá dejando- en el distrito?

Los datos te hacen la fotografía perfecta. Desde el 1 de abril hemos recibido en servicios sociales 1.400 llamadas solicitando ayuda, 1437 en concreto. Estas llamadas que hemos recibido desde el 1 de abril, es una media, son todas las que solemos recibir en el conjunto de un año en los servicios sociales de Chamartín. En dos meses ya hemos superado lo que se hace en este distrito, para que veas un poco cómo está pegando la crisis en este distrito. Aunque podamos pensar que al ser uno de los distritos de mayor renta per cápita de Madrid, no se puede decir que no nos haya golpeado la crisis. Aquí desgraciadamente hay familias que lo están pasando muy mal.

Sigo dando datos: cuando empezamos a cerrar los colegios y centros de mayores, había 19 mayores que comían gratuitamente en los comedores de dichos centros y un total de 149 menores que recibían ayudas económicas de comedor.

Estas personas que se iban a casa iban a seguir necesitando comer; entonces lo que se decide es hablar con la contrata para ver si es posible que  recibiesen el servicio a domicilio. Nos dicen que efectivamente se puede y empezamos con 168 personas, entre personas mayores y niños. En mayo, ya eran 585 personas las que recibían comida a domicilio. De esta manera te das cuenta de cómo nos ha golpeado esta situación.

Sobre todo yo quiero poner de relieve la estupenda labor que han realizado los servicios sociales del distrito. Creo que han dedicado horas, han dedicado tiempo, y además han hecho una labor muy proactiva. Se pusieron a llamar a todas las personas que tenían dentro de sus listados para ver si necesitaban alguna ayuda; también contactaron con diversas asociaciones.

Hace un par de días se sacaba también los datos sobre que incluso el 46% de las familias madrileñas iban a requerir la ayuda de estos servicios sociales ¿Hasta qué punto se puede mantener toda esta situación digamos en clave municipal? Hemos visto ahora al propio alcalde pidiendo al Ejecutivo central que permita destinar el superávit y el remanente de Tesorería para afrontar la pandemia.

Eso es importantísimo. Cuando te hablan de la crisis, los distritos somos la primera línea de batalla, y aquí ves que las actuaciones que has de tomar, las tienes que tomar cada día. Estos trámites burocráticos de ‘no, tenemos que sacar el contrato’ no funciona. Aquí la emergencia la tienes hoy. Sacar el contrato hoy o mañana supone que esas personas se queden sin comer. Hemos tenido que realizar contratos de emergencia tanto para esos menús que te venía contando, como firmar un contrato de emergencia para el envío de cestas de alimentos a casa, para diferentes familias y demás.

¿Que cuánto tiempo podemos mantener esto? Pues la verdad es que yo creo que desgraciadamente nadie sabe ni cuánto tiempo va a durar esta crisis. Por la Ley de Gasto, el superávit de los ayuntamientos tiene que ir al pago anticipado de deuda.   Nosotros lo que estamos demandando es que ese dinero nos lo dejen utilizar.

Las partidas de las que estamos empezando a tirar son de las fiestas. Eso es una cosa que estamos haciendo ahora, pero para nosotros es vital que se permita disponer de ese superávit, porque, desgraciadamente, esta crisis viene con unas cifras malísimas.

¿Cómo se puede compaginar este gasto que va a tener el Ayuntamiento en materia social con la merma de ingresos? Lo comento porque se están ofreciendo bonificaciones y ayudas al tejido productivo y empresarial para que no muera, pero ello también supone una disminución importante del capital que entra. ¿Cómo se alcanza ese equilibrio cuando se reducen los ingresos y se están aumentando los gastos? 

Esa pregunta directamente la remito a  Engracia Hidalgo, que es la que hace magia con los números. Lo que yo si te puedo decir es que no podemos aumentar la carga fiscal a las familias ni tampoco a los comerciantes, que fíjate que ya se enfrentan a dos meses de caja vacía. Lo que queremos es readaptar partidas presupuestarias que teníamos dedicadas a otros fines. Todos vamos a tener que apretarnos el cinturón, obviamente el Ayuntamiento también.

Al hilo de esas reuniones que está teniendo con los comerciantes ¿qué necesidades han trasladado?

Vengo de padres autónomos. Lo que siempre tienes que pedir a las administraciones es certidumbre: saber qué va a pasar, y en base a saber lo que va a pasar, poder tomar tú las decisiones oportunas. Nosotros por eso estamos tratando de tener un contacto directo para decirles qué va a pasar y cómo van a poder adaptarse a esta situación.

En estos momentos de crisis también se da juego a promover iniciativas un tanto imaginativas, sobre todo en lo que respecta a la colaboración público privada ¿desde la Junta Municipal han previsto alguna línea que vaya en ese tipo de colaboración y que contribuya tanto a fomentar o a mantener el tejido empresarial y que suponga también un beneficio para los propios ciudadanos?

Lo que nos piden comerciantes es certeza. También nos piden campañas de promoción del comercio de proximidad y eso es un poco lo que estamos trabajando actualmente. Una de las líneas de actuación que vamos a tener durante estos meses es sobre todo entrar en relación con el área, fomentar mucho el comercio de proximidad. Cuando la gente de Chamartín vuelva a la calle tiene que tener en la cabeza eso: tiene que tener en la cabeza que nos tenemos que ayudar un poco entre todos. Creo que es un momento para la solidaridad vecinal y  que ese orgullo de pertenencia se traduzca en una ayuda a nuestros vecinos.

Toda esta situación ha obligado a replantear lo que viene siendo la gestión y administración de los distritos en este sentido. ¿Qué futuro vislumbra en este sentido en Chamartín?

Ahora en lo que se va a centrar nuestra política es en ayudar a los que no tienen y ayudarlos para que salgamos todos de esta; también ayudar a los comerciantes que han experimentado una bajada de su facturación. En este momento lo que tenemos que hacer es unas juntas de distrito totalmente cercana; que no seamos tan cerrados en la interpretación de normativas, ya que vamos a tener que tomar decisiones de un día para otro. Teníamos un montón de proyectos y lo que hay que decirle a la población es que esos proyectos siguen ahí, que Madrid sigue ahí y que nosotros vamos a seguir adelante.

Lo que es una prueba por ejemplo para este distrito es la Operación Chamartín, futuro del distrito y   símbolo del futuro de Madrid. Esta ciudad va a salir adelante. Nosotros nos vamos a dejar la salud si hace falta para que salgamos adelante.

Para mí han sido muy importante los detalles humanos que hemos visto durante esta crisis. A parte de los menús que dábamos con nuestro contrato, hemos recibido donaciones por parte, por ejemplo, del grupo La Rumba y de restaurantes. Dábamos 60 comidas y 50 cenas; nos facilitaban los alimentos pero, claro, nosotros necesitábamos gente para poder llevarlas a las casas. Entonces hicimos una red de apoyo vecinal y la verdad que estoy muy orgullosa de ella porque lo abrimos a todos los grupos políticos y a todos los vecinos. Sobre todo lo que quiero es darle las gracias al pueblo de Chamartin por la solidaridad que está teniendo y por cómo se está comportando. Es una muestra de cómo es el pueblo de Madrid. Creo que a solidarios no nos gana nadie y cuando tenemos que estar ahí estamos, y más si es por nuestros vecinos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here