inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Lunes, 10 de diciembre de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
22/11/2018 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
“Queremos hacer algo parecido al informe de eficiencia energética para regular los alquileres”
El Distrito entrevista al concejal de Desarrollo Urbano Sostenible del Ayuntamiento de Madrid

En pocos días se implantará en la capital Madrid Central, medida que ha protagonizado serias críticas, ya no sólo por los grupos de la oposición, sino también por parte de la Comunidad ¿Cómo evoluciona la puesta en marcha de la iniciativa?¿Sigue el 30 de noviembre como fecha fija?

Estaba todo previsto para que entrara el 23 de noviembre. Se retrasó por el Black Friday, se recogió la petición, que parecía razonable. Otra cosa es que, evidentemente, tengamos que negociar con la Comunidad de Madrid. El debate a los medios no lo hemos llevado nosotros, sino la Comunidad. Si ahora esa actitud ha cambiado, nos alegramos y lo recibimos positivamente. Pero hay una cuestión clara: ¿Estamos para defender una ciudad con un aire más limpio o estamos por una ciudad en la que toda siga como hasta ahora?

 

¿Se justifica esa tensión generada en estas dos semanas?

Se ha intentado crear confrontación en una cosa que deberían defender todos los políticos, como es la salud de nuestros ciudadanos. Se plantea así, por nuestra parte, pero no así por parte de otros grupos responsables políticos. En el Ayuntamiento podemos hasta entenderlo, se coge el tema para hacer oposición; pero cuando ya es el Gobierno regional quien hace oposición de este tema...  

 

Entrando en materia de Desarrollo Urbano. En una entrevista comentaba que en estos tres años han desbloqueado ciertos puntos. ¿Cuál es su balance? 
Si hablamos de desbloquear... lo hemos desbloqueado todo: nos encontramos Canalejas, en una situación de parálisis de las obras; nos encontramos el Edificio España cerrado, sin posibilidad de hacer el derribo que se quería hacer porque era ilegal; nos encontramos con Mahou Calderón anulado en los tribunales; nos encontramos con La Peineta, el traspaso del Atlético, a través de una modificación del Plan General, que estaba de vuelta al Ayuntamiento por parte de la Comunidad de Madrid porque no había acuerdo en torno a las cesiones; nos encontramos la Operación Chamartín, que aunque se le llena la boca al PP, ha estado 25 años paralizada; y ahora todas esas actuaciones están desbloqueadas, y eso es un hecho irrefutable. 

Todas estas actuaciones no sólo han sido desbloqueadas, sino también revisadas en base a un criterio de interés general para la ciudad y los vecinos, que están por delante de los intereses, legítimos pero particulares, de los promotores inmobiliarios.

 

¿Qué mejoras ha podido implementar Ahora Madrid en ese tipo de actuaciones? Veíamos antes barrios como San Chinarro y Las Tablas, que en cuestión de equipamientos estaban completamente desiertos. ¿Cómo son estos nuevos desarrollos?¿Qué ha cambiado Madrid con la gestión de Ahora Madrid?

En los desarrollos pequeños hay menos problemas para dotarlos con zonas verdes y demás equipamientos. Pero, qué ha cambiado con respecto a los grandes proyectos: precisamente que el Ayuntamiento de Madrid ahora garantiza que los equipamientos, dotaciones y transporte necesarios para dar servicio a dichos barrios se ejecuten para dichas viviendas. Lo hemos hecho en el sureste. Uno de los grandes debates y elementos fundamentales para superar los desarrollos del sureste del PP es que no podíamos seguir haciendo ciudad construyendo las viviendas donde hasta los 10-15 años no llegaba el instituto ni el centro de salud. Esto es lo que ha pasado en Las Tablas, que empezó a construirse hace 20 años y el primer convenio con la Comunidad de Madrid para construir un instituto lo he firmado yo, 18 años después.

Esto no es una manera razonable de hacer ciudad porque perjudica a los futuros habitantes de estos barrios. Ahora el Ayuntamiento establece las garantías a través de los convenios y en los presupuestos. 

 

En barrios del sureste cómo se viabiliza: en julio el TSJM tumbó el Plan Director; ahora se prevé modificar el Plan General; plantean que unas 300 hectáreas sean protegidas ecológicamente; las juntas de compensación se han echado encima del Ayuntamiento, diciendo que lo que se demanda son viviendas y amenazan con indemnizaciones.

Ninguno de los argumentos se sostiene. Cuando dicen que la solución a la subida de precios a la vivienda es construir más vivienda... hemos vivido la etapa de la burbuja: año 1997, año 2007, entre éstos la cantidad de suelo que se puso en el mercado, y la cantidad de viviendas que se puso en el mercado, no dejó de subir anualmente. Qué ocurre con los precios: que no dejaron de subir. Porque el mercado no funciona así, no ajusta la demanda y oferta, sino que ajusta la oferta a la expectativa de demanda, que es diferente. 

Por eso se producen las burbujas. En el 2005 se pensaba que se iban a vender 600.000 viviendas; cuando se dieron cuenta de que no existían compradores reales, se hunde todo. Nosotros decimos que la solución al problema de la vivienda en Madrid es complejo y que hay que actuar en distintos ámbitos: aumentar el parque público de vivienda para ampliar la oferta de alquiler -razonable-; hay que actuar en el control de determinados fenómenos de mercado, como el de uso turístico; control de precios -celebramos el acuerdo entre Podemos y PSOE en el Gobierno para empezar a pensar en un marco legislativo que nos permita a los ayuntamientos regular precios-. 

En indemnizaciones, es otro chiste. Esos 1.500 millones de los que se hablan corresponden a si el Ayuntamiento decidiese sacar la goma de borrar y eliminarlo todo. Hablando de la situación económica de Valdecarros: su Junta de Compensación ha invertido en 20 años 55 millones de euros de los cuales, sólo 10 millones han ido en obra, en un ámbito que es cuatro veces el pueblo de Vallecas. Imagínate 10 millones de euros en obras en una urbanización y un ámbito que es cuatro veces mayor que el pueblo de Vallecas. Es decir, no han hecho nada.

 

Sobre el tema de la vivienda y la regulación del precio de alquiler. ¿Cómo se regularía?

Queremos hacer algo parecido a lo que se hace ya con el informe de eficiencia energética de una vivienda. Tú analizas una serie de parámetros y al final los metes en una ficha y el resultado es que tu vivienda tiene una A, una B, una C... queremos hacer la misma metodología para obtener un índice de precio de cada una de las viviendas que entraran en esa regulación. Analizar, por ejemplo, tamaño, superficie, habitaciones, prestaciones de la vivienda, eficiencia energética de las fachadas, accesibilidad, si disponen de ascensor o no, si está próxima a determinados servicios necesarios, al transporte público... todos estos son elementos perfectamente medibles, objetivables y cuantificables. En función de ellos se establecerá un valor de la vivienda entre el 1 y el 10. Por ejemplo, una vivienda con una valoración de 7, el precio tope es X, y me da igual que esté en Carabanchel o Salamanca, que sea una vivienda de 150 metros con ascensor o una vivienda de 60 metros sin ascensor en una cuarta planta en el barrio de Salamanca. 

 

Madrid Nuevo Norte. Se aprobó en Junta de Gobierno. Ahora estamos en periodo de información pública ¿Se cumplen los plazos previstos?
Si todo va bien, nuestra idea es aprobarlo en el mes de enero, porque ahora está en información pública hasta el 15 de noviembre y llegarán alegaciones. Hay que analizarlas bien, depende de la complejidad que tengan, pero al final un volumen tan grande de alegaciones requiere de un proceso técnico jurídico que dura tiempo, por lo que es complicado que llegue al Pleno de diciembre

 

¿Entraría en plazo la operación de Campamento?

Es un caso distinto. Está el planteamiento aprobado en 2010, un plan bastante razonable. Lo promovió el Gobierno de Zapatero. No existe ninguna concesión, como ocurre en Chamartín. En Campamento los suelos son de Defensa y un trocito de SEPES, empresa pública de Fomento. Por tanto el Ayuntamiento tiene que hacer un convenio con Defensa. 

Si nosotros fuésemos capaces de establecer un convenio de aquí a final de año, estaríamos en disposición de iniciar las actuaciones para poner en marcha la operación Campamento, más allá de que se puedan revisar algunos elementos. 

 

 









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
Premios Portada
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic