Raquel Obregón, directora del Centro Comercial Moda Shopping: “En Moda Shopping conviven la cultura y el comercio”

0
13.jpg

 

Raquel Obregón dirige desde hace 5 años el Centro Comercial Moda Shopping. Ubicado en una de las zonas financieras más importantes de Madrid, este centro tiene la particularidad de reunir en un mismo edificio lo comercial y lo cultural; las tiendas y la organización de exposiciones y ferias en su sala de convenciones. 

Moda Shopping se creó hace más de 20 años, ¿cuál ha sido su evolución en este tiempo?
Nació en un momento en el que en España no había cultura de centros comerciales; el único  que estaba abierto era La Vaguada, que fue el gran punto de partida. Moda Shopping surgió con un espíritu quizás un tanto elitista. Poco a poco ha ido evolucionando y hoy en día es un centro que pretende ser accesible a todos los públicos. Ahora, a  pesar de que tiene un grado de comercio situado en el nivel medio-medio alto, está adaptado a la gente que vive en la zona y a los que trabajan en Azca. 

Una de las características del centro son sus eventos culturales y la capacidad de poder celebrar exposiciones y convenciones. ¿Cómo funciona esta mezcla entre comercio tradicional y cultura?
Este edificio en realidad es un complejo muy complejo, donde conviven 25.000 m2 de oficinas, un centro comercial, un centro de convenciones y un espacio dedicado a la cultura, la sala de la Fundación Cultural Mapfre, que le aporta al centro un carácter cultural que no tienen otros.  Es un espacio en el que han convivido muy amistosamente durante estos 20 años el comercio y la cultura, una mezcla muy interesante por la que vamos a seguir apostando porque realmente funciona muy bien. Son muchos los ejecutivos que visitan el centro para acudir a congresos o presentaciones, y esto beneficia al centro comercial, porque consumen en el centro. 

Además de las exposiciones, Moda Shopping acoge eventos culturales como ferias o salones… ¿cómo surgió la idea? 
La sala de la Fundación Mapfre tiene un curriculum espectacular, por ella han pasado obras de artistas como Sorolla o Roden. Pero además los pasillos del centro se han convertido en un espacio interesante para hacer cosas muy diversas. Ha sido algo que ha ido creciendo casi espontáneamente y hoy es una parte muy importante del carácter del centro. Recientemente se han hecho cosas con mucho éxito, como la Feria de la Moda Vintage, que despertó un interés tremendo que incluso nos sorprendió a nosotros; o el ya clásico Salón del Chocolate, que todo el mundo espera… Los pasillos se han convertido en un espacio de encuentro para muy diferentes actividades mucho más populares que las desarrolladas en la sala, con un estadio cultural más alto.

¿De qué forma repercute a los comerciantes este tipo de actividades?
Estos eventos se han convertido en la excusa para recibir a gente de diferentes puntos de Madrid e incluso de fuera. Se han convertido en algo muy importante para mantener la vida del centro, y más en estos tiempos difíciles donde el consumo se ha reducido. Es necesario dinamizar la actividad para llamar la atención de los madrileños que, por otro lado, tienen un montón de opciones. Por eso, a veces para captar su atención, no vale con tener unas tiendas estupendas, sino que hay que hacerlo más atractivo. Y creo que estos eventos lo han conseguido. 

Moda Shopping es un referente comercial y cultural pero, ¿cómo lo ven los vecinos?  ¿Sigue quedando alguna secuela de ese carácter elitista del que nos hablabas? 
Hemos hecho una investigación de mercado hace poco y hemos visto que hay un grupo muy fiel que viene a visitarlo con una frecuencia media de dos o tres veces al mes. Gente que vive en el barrio y que lo utiliza como punto de encuentro (no solamente va allí a comprar). Creemos que aún existe un pequeño rechazo por parte de algunos vecinos a frecuentarlo como un espacio suyo, que es lo que realmente a nosotros nos encantaría. Quizá es por su ubicación, metido en Azca, un mundo que puede provocar un poco de rechazo porque mezcla cemento, finanzas,… Yo invitaría a los vecinos a utilizar el centro como un espacio, no sólo de compras, sino un espacio de estar, de pasar un rato, de tomarse algo en alguna terraza, ojear un libro,…

En estos últimos años se han construido en Madrid multitud de centros comerciales, ¿cómo ha afectado esto a Moda Shopping?
En estos años se ha consolidado la cultura de centros comerciales en España, el panorama ha cambiado totalmente. Hay centros enormes, dirigidos a otro tipo de clientes, con características muy diferentes a las de Moda Shopping, a un público que vive en la periferia de Madrid, y que tiene unas necesidades concretas. Moda Shopping, en cambio, es un centro urbano al que el 90% de personas que llega lo hace a pie, por lo que es una gran ventaja. Este sector ha nacido, ha crecido y se ha consolidado; cada uno ocupa su hueco y Moda Shopping tiene el suyo. 

Cómo ha afectado la crisis en los comercios de este centro? ¿Se ha cerrado alguno? 
Toda crisis supone una reordenación. Afortunadamente, nuestro centro se ha mantenido bastante bien. Todos los locales están llenos y no ha habido demasiada rotación, sí alguna. Lo que hacemos ahora es trabajar el triple para conseguir resultados similares o mejores que antes. Se está desarrollando un gran ingenio en las empresas medianas y pequeñas para conseguir buenas ventas. En ese sentido, no hay mal que por bien no venga.
 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here