inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Lunes, 23 de julio de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
26/06/2018 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
La Comunidad deberá indemnizar a la viuda e hija de un paciente con un tumor que detectaron tarde
La Sección Décima del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha dictado sentencia, tramitada por los Servicios Jurídicos de la Asociación ‘El Defensor del Paciente’, en virtud de la cual se condena al Servicio Madrileño de Salud al pago de una indemnización de 150.000 euros a la viuda y la hija menor de ésta por el fallecimiento de su esposo y padre al no proceder a realizar las pruebas diagnósticas oportunas a un paciente que presentaba un tumor en la parte superior de la faringe. 

Según relatan los hechos a través de un comunicado desde la organización de ‘El Defensor del Paciente’, se trataba de un paciente de 49 años de edad en el momento de su fallecimiento que estaba siendo seguido anualmente en el Hospital Ramón y Cajal, por haber presentado en el año 2005 una displasia severa diagnosticada mediante biopsia de cavum. Todas las revisiones anuales fueron normales hasta el año 2008 donde los facultativos comprobaron que existía una formación polipoidea en el seno maxilar derecho, motivo por el cual le citaron semestralmente durante los años 2009, 2010 y 2011.

En el año 2012 se le realizó un estudio incompleto de su patología y en fecha 25 de febrero de 2013 se apreció en el TAC una recidiva tumoral o una nueva tumoración remitiendo al paciente al Servicio de ORL, los cuales mediante una fibroscopia determinaron que no existía recidiva alguna, citando al mismo para un año después.     

En el mes de septiembre de 2013 acudió a su centro de salud indicando obstrucción nasal, dolor y sensación extraña en cabeza y cuello, así como olor fétido que emanaba de nariz y boca, prescribiéndole tratamiento médico con el que estuvo durante los tres meses siguientes. A pesar de continuar asistiendo a su centro de salud por la misma sintomatología jamás le derivaron al centro de especialidades.

En fecha 3 de marzo de 2014, en la revisión anual, se apreció en el TAC un pólipo, según el facultativo actuante, el cual insistió en dicho diagnóstico hasta el mes de julio de 2014, fecha en la que decidieron realizarle una biopsia la cual arrojó que presentaba un carcinoma nasofaríngeo indiferenciado en estadio VI-B, que ya no se pudo intervenir quirúrgicamente, falleciendo en fecha 29 de agosto de 2014.

‘El Defensor del Paciente’ se hace eco del fallo del TSJM, evidenciando en su auto que “el retraso en el diagnóstico influyó en un peor pronóstico, aplicando la Sala la pérdida de oportunidad se establece la cantidad de 150.000 euros de indemnización”, detalla la organización. 

 









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic