inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Domingo, 20 de enero de 2019
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
23/11/2011 - Admin Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
La Guardia Civil interviene un inhibidor de radar instalado en un vehículo
El coche fue detenido a la altura de Sanchinarro

La Guardia Civil de Tráfico de Burgos, ha intervenido en la A-1,  un inhibidor de frecuencia de radar instalado en un Audi A-4, por lo que su conductor y propietario ha sido denunciado. El aparato funcionaba supeditado a un detector de frecuencia y a un discriminador de señales que también llevaba ocultos. Adicionalmente se han abierto dos expedientes sancionadores, el primero por una maniobra antirreglamentaria en la conducción y el segundo por alcoholemia positiva. 

Fuerzas del Subsector de Tráfico de Burgos, observaban una maniobra incorrecta por parte de un vehículo, desobedeciendo las indicaciones de una señal vertical. Tras ser identificado el conductor, se le realizó la obligatoria prueba de alcoholemia, arrojando resultados positivos de 0’55 y 0’53 mg/l, por lo que fue denunciado. El “auto-reseteo” de los aparatos detectores de frecuencia, delató su presencia, siendo percibido por los Agentes. Una inspección al vehículo, permitió localizar el emplazamiento, procediendo a desmontar toda la instalación, que ha sido intervenida y depositada a disposición de la Jefatura Provincial de Tráfico.

El conductor se enfrenta a una sanción de 6000 €uros y retirada de 6 puntos del Permiso de Conducción, por interferir o interceptar el correcto funcionamiento de los sistemas de vigilancia del Tráfico, a los que hay que añadir otros 6 puntos más que lleva aparejada la alcoholemia. 

Con la colocación y adaptación de los tres dispositivos en el vehículo, el conductor era conocedor de la presencia de cualquier tipo de radar con antelación. El aparato receptor funciona detectando la presencia de un radar, analizando el tipo de frecuencia recibida y trasladando a su vez la información al discriminador de señales. Recibida la información por éste, dependiendo del tipo de frecuencia o señal, respondía de dos maneras posibles: una mediante señales acústicas y luminosas avisando al conductor de la cercanía de un cinemómetro con el fin de reducir la velocidad, o bien una segunda opción mandando una orden al inhibidor para que interfiera en el correcto funcionamiento del radar, creando un campo magnético o pantalla. Lo que se consigue es que los Agentes aunque sí detecten una velocidad antirreglamentaria en un vehículo, no reciban información de cual es ésta, por lo que la cámara no emitía la fotografía.

 









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic