inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Miércoles, 16 de enero de 2019
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
18/11/2011 - Sara Morales Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Imagen del arroyo de Valdebebas a su paso por el parque Vicente Blasco Ibáñez.
Los vecinos de Sanchinarro pelean por el último arroyo natural que queda en Madrid
Desde la entidad vecinal aseguran que el proyecto que convertiría este barrio en una bonita zona verde ha resultado ser sólo una ilusión.

La Asociación de Vecinos de Sanchinarro ha hecho público un video donde se refleja la situación en que se encuentran las zonas verdes de su barrio.

En él, además de mostrar la escasa vegetación debido al precario sistema de riego, recuerdan que el Ayuntamiento podría no haber cumplido con sus promesas respecto a los parques del entorno. Al parecer, lo que se iba a convertir en un barrio verde con espectaculares zonas ajardinadas, “dista mucho” de lo que es hoy, tal y como aseguran desde la propia asociación.

Por unas mejores zonas verdes
La principal demanda vecinal que lanzan hacia el Consistorio es la recuperación del cauce natural del arroyo de Valdebebas. Los proyectos urbanísticos pensados para la zona y las especulaciones con el suelo, pueden dañar el curso natural del mismo, según aseguran. La importancia de salvar este accidente natural es máxima, puesto que es el último arroyo que queda en Madrid. Discurre por el parque Vicente Blasco Ibáñez, ejemplo del abandono por parte del Ejecutivo.

Promesa incumplida
Este lugar, la zona verde más amplia de Sanchinarro, estaba destinado a convertirse en un parque emblemático de Madrid. Según el proyecto inicial que el Ayuntamiento contrató para su diseño, se iban a respetar los saltos de agua, iba a contener amplios estanques e iba a estar equipado con un parque oloroso accesible para personas invidentes.
Sin embargo, la realidad es que ese amplio estanque, que recorre la vaguada central del parque, nunca ha tenido agua. Además, de un tiempo a esta parte, comienza a acumularse en él la basura y la vegetación crece de manera descontrolada junto a las malas hierbas.

Los vecinos de la asociación se han reunido con el arquitecto responsable de los proyectos urbanísticos del PAU de Sanchinarro, Las Tablas y Valdebebas, Miguel Oliver, que en su día fue contratado por el Ayuntamiento para dar forma a la zona. Al parecer, él mismo ha mostrado su decepción al darse cuenta de que no se ha respetado el proyecto que su estudio realizó en su día, y animó a los vecinos a continuar con su denuncia. Por su parte, fuentes municipales, aseguran que ya se está trabajando con la sección de parques y jardines, del Área de Medio Ambiente, para mejorar el entorno.

 









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic