¿Y si lo peor del coronavirus aún no ha llegado?

0
coronavirus

Nos tranquiliza saber que ya no hay estado de alarma ni confinamientos generalizados, pero ¿qué pasaría si nos dijeran que lo peor del coronavirus aún está por llegar?

Nadie quiere alarmar con el coronavirus, pero la revista «The Lancet» no ha tenido ningún empacho en titular un comentario editorial de su último número con un título que debería haber retumbado en las salas de los gestores sanitarios y los ministerios. «Covid-19: lo peor, puede que aún esté por llegar». El rebrote de Cataluña podría servir de aviso importante para las autoridades sanitarias.

Asimismo, el titular de esta revista responde a una fría y objetiva mirada a los datos globales. Porque la Covid-19 es una enfermedad global. Si observamos solo los datos de nuestro país estaremos vislumbrando una porción minúscula del problema.  A nivel mundial la enfermedad corre a sus anchas sin control y  sin dar el menor viso de estar atenuándose. Y los datos, conocidos ayer mismo, lo avalan. Más de 230.000 casos entre el viernes y el sábado.

El ritmo de crecimiento de la infección se ha instalado en más de un millón de contagiados nuevos cada 5 días.  Estamos ya en el entorno de los 13 millones de personas afectadas.

Además, prácticamente no conocemos el virus. El reconocimiento de la OMS esta semana de que es necesario seguir investigando una posible transmisión aérea de la Covid-19 pone otro punto de incertidumbre en el panorama. Si hasta ahora parecía que la única transmisión posible era la portada a lomos de las gotas exhaladas de cierto tamaño (contra las que la distancia social y las mascarillas son herramientas útiles), la probabilidad no muy remota de que el virus se contagie también por gotículas o partículas menores que quedan en suspensión en el aire a mayor distancia y más tiempo arroja algunas dudas sobre las mejores estrategias para protegernos.

 

Become a Patron!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here