inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Martes, 11 de diciembre de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
24/09/2007 - Verónica González Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Los alumnos del Colegio Parque de Aluche vuelven a clase entre escombros y suciedad
Los padres acordaron su regreso aunque seguirán exigiendo que la Consejería de Educación solvente las deficiencias del centro.

Un ascensor que se estropea un día sí y otro también, salidas de emergencia bloqueadas con contedenores, rampas de acceso con excesiva inclinación, patios con escombros y socavones, cocina sin almacén... Esta es la imagen que presentaba el Colegio Público Parque de Aluche el pasado 12 de septiembre, el día en que debía comenzar el curso escolar. Y decimos que debía comenzar porque para la mayoría de los de 300 alumnos de este centro no fue así. Sus padres impidieron que accedieran a clase alarmados por las “condiciones higiénicas y de accesibilidad” de las instalaciones, tal y como aseguró Encarna de la Hoz, portavoz del AMPA del colegio.

La situación se complica aún más porque el Parque de Aluche es un centro de integración para niños con dificultades motrices. El motivo de su estado actual no es otro que las obras de remodelación y acondicionamiento que se han venido realizando durante los meses de verano. Unos trabajos que tienen un presupuesto cercano al millón y medio de euros y una duración prevista de ocho meses. Sin embargo pasados sólo dos, la Consejería de Educación autorizó su apertura, posiblemente y como sospechan los padres, ante las dificultades de trasladar a los 45 niños discapacitados a otro colegio adaptado.

El revuelo del primer día de clase propició que un inspector del Área Territorial de Educación (DAT) se desplazase al centro para mantener una reunión con la Dirección. En la misma acordaron “posponer el inicio de las clases hasta el 17 de septiembre, con el fin de ultimar el servicio de comedor, tener operativas las aulas y adecuar los accesos motorizados”. A pesar de lo cual, los padres de los alumnos se negaron una vez más a que sus hijos accedieran al colegio hasta que se solventasen sus deficiencias.

Finalmente, la Asociación de Padres y Madres acordó la vuelta a clase de sus hijos, el pasado 18 de septiembre, tras lograr el compromiso por parte de la Delegación Provincial del Área de subsanar lo que desde este organismo llaman “pequeñeces”. “Unas pequeñeces -afirma Encarna de la Hoz- que para nosotros son grandes obstáculos”. De momento, los padres del Parque de Aluche han creado una Comisión de Seguimiento y seguirán con las protestas. El pasado 19 de septiembre se concentraron frente a la Consejería de Educación para reclamar, por ejemplo, la modificación de la superficie del patio que es peligrosa para los niños con muletas; la adaptación de la inclinación de las rampas de acceso para que las sillas de ruedas eléctricas puedan utilizarlas; la instalación de un segundo asensor o al menos la modernización del actual que no ofrece un funcionamiento adecuado; la eliminación de los contenedores que bloquean la salida de emergencia; la terminación de los aseos adaptados a los niños con movilidad re-ducida; o la modificación de la entrada principal al centro por cuyo pasillo no caben las sillas de ruedas. ¿Pequeñeces?

Premios Portada
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic