inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Sábado, 20 de octubre de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
23/01/2009 - Almudena Cortés Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Lamentables imágenes de la sala de urgencias del Clínico, que muestran el hacinamiento de pacientes.
Lamentables imágenes de la sala de urgencias del Clínico, que muestran el hacinamiento de pacientes.
Colapso en urgencias del Clínico; 36 enfermos en un box destinado a atender a 18
“Se abren nuevos hospitales, que se llevan las camas y el personal de los tradicionales”, explica Daniel, del MATS. Las denuncias sobre la situación de hacinamiento en las urgencias son continuas; un problema histórico con difícil situación.

Pacientes hacinados en la sala de urgencias del Hospital Clínico. Esta es la imagen denunciada, una vez más, por el MATS (Movimiento Asambleario de Trabajadores de Sanidad). Un problema histórico, que en esta ocasión ha conseguido una mayor repercusión mediática, gracias a la cual el Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, ha decidido investigar la situación de los servicios de urgencias de la Comunidad de Madrid, sobre todo de dos hospitales, el 12 de Octubre y el Clínico San Carlos, de donde proceden el mayor número de quejas y denuncias. 

“Es un problema que viene provocado por diversas situaciones” ha explicado a EL DISTRITO Daniel, uno de los miembros del MATS. “Estamos ante un cambio de modelo sanitario, de público a privado. Faltan camas de media y larga estancia, por eso las urgencias se colapsan, porque en ellas hay pacientes que no deberían estar ahí”. 

La solución, más camas; pero según el MATS, “se abren nuevos hospitales, que se llevan las camas y el personal de los tradicionales”. 

Otro aspecto que podría cambiar la situación sería la de mejorar la dotación de la atención primaria, con más personal y más medios, para así evitar que los pacientes vayan a urgencias. O conseguir que la Consejería llegue a un acuerdo con Defensa para que tanto el Hospital Gómez Ulla como el Isaac Peral pasen a la red pública. 

Las imágenes que alertaron a la sociedad con pasillos repletos de camas han desaparecido, pero no porque el problema ya no exista, sino porque ahora el colapso está en las propias salas de urgencias, como en la sala A del Clínico, donde, en imágenes tomadas el pasado 20 de enero se pueden ver “camas separadas por centímetros, ausencia total de la intimidad de los pacientes, etc. Son boxes destinados para la atención de 18 pacientes agudos, y están siendo ocupados por 36 enfermos, con la misma dotación de personal”, explica el MATS en un comunicado. Otra “solución” tomada por la gerencia del Hospital ha sido “habilitar una quinta cama en habitaciones de cuatro, lo que empeora aún más la precaria situación de los pacientes”. 

A pesar de confiar en que la intervención del Defensor del Pueblo pueda mejorar la situación, desde el MATS quieren llevar a cabo un plan de actuación coordinado con las asociaciones vecinales afectadas,  para evitar que “este deterioro crezca”.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic