inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Martes, 20 de noviembre de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
11/11/2018 - Aarón Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Condenan a seis meses de prisión al militar que disparó al gato de un soldado
El Juzgado Penal Nº15 de Madrid condena a 6 meses de prisión a Pablo Y. T., Cabo 1º en la Base Aérea de Cuatro Vientos, por un delito de maltrato animal.

Se le condena así mismo, a la inhabilitación especial de dos años para el ejercicio de profesión u oficio que tenga relación con los animales o su tenencia. La Protectora El Refugio, personada como acusación popular, recurre la sentencia para pedir un año de cárcel por los hechos sucedidos, que es la pena máxima contemplada por el vigente Código Penal, para delitos de este tipo. 

El pasado 18 de octubre se celebró en El Juzgado Nº 15 de lo Penal de Madrid el juicio a un Cabo 1º por disparar y matar a Negrito, un pequeño gato de casi un año de edad, propiedad de un soldado que vive en su mismo cuartel. El Refugio pedía la inhabilitación especial para el ejercicio de cualquier profesión u oficio que tenga relación con el cuidado, custodia o compraventa de animales domésticos, por tiempo de dos años.

Los hechos según consta en las actuaciones, suceden el 25 septiembre de 2015, sobre las 12:00 horas. El cabo primero, Pablo Y. T., se encuentra encargado en la Sección de Jardines en las instalaciones de la base área de Cuatro Vientos cuando se encuentra a Negrito, el gato del soldado Francisco S. R.; pese a tener conocimiento de que el animal pertenece a dicho soldado, y vive en las instalaciones militares, sin motivo ni justificación y supuestamente con la única finalidad de acabar con su vida, Pablo va a buscar una de las carabinas de su propiedad que guardaba en el vestuario de su puesto de trabajo. A continuación le dispara certeramente, impactando el perdigón en los pulmones de Negrito, saliendo por el hemitórax, lo cual produce instantáneamente la muerte del animal.

Acto seguido, presuntamente recoge al gatito y lo introduce en una bolsa de plástico, tirándolo al contenedor de basuras cercano al lugar de los hechos. Algo que es observado por el denunciante y otros dos testigos, compañeros del cuartel, según consta en las actuaciones. El querellante tenía constancia de que el enjuiciado tenía un arma de aire comprimido que ha utilizado en innumerables ocasiones para abatir los animales que pacen por el acuartelamiento.

El día 30 de septiembre, a las 11:30, dos agentes del SEPRONA de la Guardia Civil de Tres Cantos se personan y realizan una inspección ocular, con la extracción del gato doméstico, que se hallaba enterrado en la el cuartel de Latina. En el momento también estaban presentes un subteniente del Ejército del Aire y el denunciante. El cuerpo del animal, así como su  hoja de custodia, fue trasladado para su posterior necropsia.

La protectora de animales El Refugio llevó el caso a los tribunales. El Refugio está personado como acusación en la causa. En el marco de sus competencias, la protectora se encuentra inmersa en más de un centenar de procesos judiciales -penales, civiles y administrativos- con el objetivo de prevenir el abandono y maltrato de los animales en distintas comunidades autónomas. 

“Desde El Refugio estamos contentos por conseguir una nueva condena de cárcel para el autor de este caso de maltrato animal. Nuestra petición es la máxima que permite el código penal, un año de cárcel, por lo que hemos recurrido la sentencia”, concluye Nacho Paunero, presidente de El Refugio.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic