inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Lunes, 10 de diciembre de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
22/06/2007 - Verónica González Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Sindicatos policiales denuncian las carencias del complejo de la Avenida de los Poblados
Problemas en los accesos, en la instalación eléctrica y la falta de medios humanos y materiales son algunas de los problemas del centro.

Fue inaugurado como el Centro de Internamiento de Extranjeros más grande de la Penínsu-la, con capacidad para acoger a 240 internos y con avanzados sistemas tecnológicos y de seguridad. Sin embargo, ya entonces, en julio de 2005, los dos sindicatos mayoritarios de la Policía Nacional -la Unión Federal de Policía (UFP) y la Confederación Española de Policía (CEP)- denunciaban importantes carencias en el complejo de la Avenida de los Poblados. Pro-blemas que lejos de solucionarse, continúan dos años más tarde.

Por este motivo, el pasado 25 de mayo miembros de UFP y de CEP se concentraron frente a las instalaciones policiales situadas en la antigua cárcel de Carabanchel, donde, además del Centro de Inter-namiento de Extranjeros, se ubican también la Brigada Provincial de Extranjería y la Comisaría del distrito de Latina.

Sin las mínimas condiciones
“Es el equipamiento más moderno pero el que presenta más carencias”; así de contundente se muestra el portavoz de la Unión Federal de Policía, Emilio Martín Dueñas. “Des-de el principio -señala- se pensó más en la estética del edificio que en la funcionalidad y en el servicio que iba a prestar. No reúne las mínimas condiciones necesarias”.

Numerosos ejemplos confirman estas palabras. La ubicación de los accesos al edificio obliga a los vehículos a atravesar un patio donde esperan una media de 40 personas diariamente, con el peligro de accidente o atropello que ello conlleva. La instalación eléctrica no tiene la potencia suficiente para soportar los aparatos de aire acondicionado y calefacción, así como las máquinas de agua y refrescos. La seguridad del edificio deja mucho que de-sear, pues los elementos arquitectónicos no son los idóneos para un complejo policial. Sobra cristal y faltan protecciones más contundentes. Además, el espacio no es suficiente para acoger a las personas que acuden al centro, unas 3.000 al día, por lo que ha sido necesario instalar una carpa en el patio como sala de espera.

Por si todo lo anterior fuera poco,  los sindicatos reclaman más personal y recursos para atender de for-ma correcta a los vecinos del barrio y a los madrileños en general. Algo que, por el momento, no es posible. Y como muestra, un botón: carecen de vehículos patrulla y no es extraño que los agentes acudan a las emergencias a pie. “No es normal que la BESCAM o la Policía Municipal lleguen primero que nosotros. Prestamos un servicio público y queremos que sea de calidad, pero no contamos con los medios necesarios”, señala Dueñas.

A la espera de soluciones
El pasado 11 de junio los sindicatos mantuvieron una reunión con la Jefatura Superior de Policía de Ma-drid para hacerles llegar una relación de las deficiencias a subsanar. Sin embargo, debe ser la División de Coordinación Económica y Téc-nica quien solucione los problemas.

Hasta que esto suceda, los sindicatos anuncian nuevas protestas. El próximo 22 de junio está convocada una ‘jornada de lucha de iniciativa cero’. Momento que aprovecharán para reivindicar otra de sus de-mandas: el plus de capitalidad. Un incentivo cifrado en unos 600 euros que reclaman para los agentes que trabajen en la Comunidad, ya que en la actualidad “la región no es un destino apetecible”, destaca Due-ñas. “Con esta propuesta buscamos que Madrid no sea una escuela permanente de agentes y que los policías perduren en sus puestos para garantizar un mejor conocimiento de los problemas de los distritos”.

Premios Portada
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic