inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Sábado, 22 de septiembre de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
15/01/2013 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos   5 votos
Ortega con un grupo de vecinos en la calle Alhambra, junto a uno de los muros del abandono campo de fútbol Racing Galván.
UPyD pide al Ayuntamiento que afronte el problema de los 'pisos patada'
El portavoz del Grupo Municipal de Unión, Progreso y Democracia, David Ortega, se reunió el pasado 11 de enero con varios vecinos que le comentaron problemas concretos de convivencia que provocan los ocupantes ilegales de los números 93 y 95 de la calle Gallur.

El fenómeno de los ‘pisos patada’ se está convirtiendo en una realidad creciente en determinadas calles de Madrid, donde la ocupación de viviendas genera problemas serios de convivencia. El portavoz municipal de UPyD, David Ortega, tuvo ocasión de comprobarlo sobre el terreno el pasado 12 de enero en la calle Gallur, en Latina. Allí, en los números 93 y 95, dos viviendas unifamiliares han sido ocupadas por personas que, como han denunciado los vecinos, están no solo infringiendo la ley, sino también creando graves problemas de convivencia con su actitud totalmente incívica.

“Es un caso específico de un fenómeno que se está dando en varias calles de Madrid, barrios de la capital que están sufriendo especialmente la crisis: se da una patada en la puerta y a ocupar la vivienda. En muchos casos lo hace una mafia y luego alquila un piso que no es suyo; evidentemente en esas situaciones el Ayuntamiento de Madrid tiene que actuar policialmente y perseguir al que se salta la ley y quiebra la convivencia pacífica de los vecinos”, aseguro Ortega.

Para UPyD el enfoque de este problema, que es muy complejo, también debe de ser social. “No podemos obviar que hay familias desesperadas porque tras un desahucio se quedan sin algo tan básico como un techo. Frente a esta realidad, los Servicios Sociales de Ayuntamiento deben ofrecer alternativas: la gente no se puede quedar en la calle; no podemos dejar que, ante la desesperación, les tiente la posibilidad de ocupar un piso, infringiendo la ley, y, en muchos casos, pagando a una mafia”, afirmó Ortega.

1.200 ejecuciones hipotecarias al mes en Madrid

Este problema no se puede entender en su totalidad sin tener en cuenta el dramático aumento del número de desahucios en la ciudad de Madrid: las últimas estadísticas cifran en 1.200 las ejecuciones hipotecarias mensuales que se producen en la capital. En este sentido, Ortega recordó que UPyD presentó en el Pleno del pasado noviembre una iniciativa en la que pedía al Ayuntamiento la creación de un Servicio de apoyo integral a las familias en riesgo de desahucio para asesorar y ofrecer alternativas a las personas que se encuentren en riesgo de perder sus casas.

La formación magenta insistió además en la necesidad de asegurar el crédito presupuestario necesario para las partidas de ayudas económicas de especial necesidad y emergencia social, la última red social para evitar que ciudadanos con graves problemas económicos se queden sin techo y caigan en la exclusión social. “No hacer nada frente al problema de los desahucios no es una opción, porque entonces el problema crece y genera conflictividad social”, recalcó Ortega, que en su recorrido por la zona intercambió impresiones con miembros de las Asociaciones de Vecinos Barrio del Lucero y Amigos del Canódromo, que le comentaron sus puntos de vista sobre los principales problemas de sus barrios.

Campo de fútbol abandonado

Posteriormente, el portavoz municipal se acercó al campo de fútbol del Racing Galvin, hoy abandonado e improvisado hogar de algunas familias que viven en chabolas. “El Ayuntamiento prometió arreglar este problema a mediados de 2011, hace más de año y medio, y aquí seguimos, sin soluciones. Vemos suciedad, problemas para los vecinos, condiciones de vida infrahumanas en pleno casco urbano de Madrid y menores sin escolarizar. Son situaciones que no se debe permitir el Ayuntamiento”, aseguró el portavoz municipal de UPyD. Además, en el Parque de la Cuña Verde, muy cerca de allí, hay asentamientos ilegales, según denunciaron los vecinos presentes. “El fenómeno del chabolismo atenta contra la dignidad de la persona y erosiona gravemente la convivencia en los barrios. Son situaciones que una ciudad como Madrid no se debe permitir”, concluyó Ortega.









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic