inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Miércoles, 20 de febrero de 2019
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
26/01/2019 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
El Ayuntamiento no autorizará los circos itinerantes que utilicen animales salvajes
La Junta de Gobierno ha aprobado la modificación de la Ordenanza Reguladora de la Tenencia y Protección de los Animales, que fue aprobada en marzo de 2001

La Junta de Gobierno ha aprobado el proyecto inicial de la modificación de la Ordenanza Reguladora de la Tenencia y Protección de los Animales, aprobada por el Acuerdo del Pleno de 28 de marzo del 2001, por la que no se autorizará la celebración de circos itinerantes que utilicen animales salvajes en sus espectáculos.

El Ayuntamiento se basa en una recomendación de la Federación Veterinaria Europea (FVE), adoptada el 6 de junio de 2015, sobre el uso de animales salvajes en circos itinerantes. El consistorio considera que no deben autorizarse dichos espectáculos ya que en dichas instalaciones “no pueden satisfacer no solo las condiciones fisiológicas, mentales y sociales de los animales, sino las necesarias consideraciones respecto al bienestar animal, a parte de los riesgos de sanidad animal, salud pública y seguridad”. 

La declaración citada de la FVE, señala textualmente: “El uso de toda especie animal (incluidos reptiles, aves y especies domesticadas) en cualquier espectáculo, sea o no itinerante, debería ser sometido a consideración científica y etológica. El uso de mamíferos salvajes, en especial de elefantes y grandes felinos (leones y tigres), en circos itinerantes refleja una visión de los animales salvajes tradicional pero desfasada.

Estos animales comparten la misma estructura genética que sus homólogos en estado salvaje y conservan sus mismos impulsos y necesidades naturales de comportamientos instintivos. Las necesidades de los animales salvajes no domesticados no pueden satisfacerse en un circo itinerante, especialmente en lo que respecta al alojamiento y a la posibilidad de expresar comportamientos naturales. El escaso o nulo valor educativo, conservacionista, económico y desde el punto de vista de la investigación, derivado del uso de mamíferos salvajes en circos itinerantes, hace que su utilización en estos espectáculos esté injustificada.

Más allá de consideraciones de bienestar animal, el uso de mamíferos salvajes en los circos puede suponer graves riesgos de seguridad, salud pública y sanidad animal. Dichos mamíferos salvajes pueden causar daños físicos al público y sus cuidadores, así como transmitir enfermedades zoonóticas. Las encuestas muestran que una abrumadora mayoría de la población apoya la prohibición de usar animales salvajes en espectáculos circenses.”

En España hay ya seis comunidades autónomas que no permiten los circos con animales en su totalidad o con especies salvajes desde 2015. La primera en hacerlo fue Cataluña y le siguieron Islas Baleares, La Rioja, Galicia, Murcia y la Comunidad Valenciana. Aunque en la Comunidad de Madrid no se prohíbe, hay un total de 66 municipios en los que no se permiten, entre los que se encuentran Leganés, Alcalá de Henares, Móstoles,  Getafe, Alcalá de Henares, Alcobendas, Fuenlabrada, Alcorcón, o San Sebastián de los Reyes.

 

Malestar y estrés para los animales

El Ayuntamiento también ha tenido en cuenta los numerosos estudios sobre el impacto negativo que tienen estos espectáculos en la vida de los animales salvajes. Así la Declaración Universal de los Derechos de los Animales, proclamada el 15 de octubre de 1987, dispone en su artículo 4: “todo animal perteneciente a una especie salvaje tiene derecho a vivir libre en su propio ambiente natural, terrestre, aéreo o acuático y a reproducirse”.

Desde el consistorio se señala: “a día de hoy, la percepción de la mayoría de la ciudadanía de los circos que utilizan animales salvajes en sus espectáculos ha cambiado, al considerar que los animales están separados de su mundo natural, lo que les provoca situaciones no deseadas de malestar y estrés. Además, actualmente se tiene mucho más presente que la degradación continua de los hábitats naturales requiere la recuperación de ciertas especies que están bajo amenaza de extinción, siendo necesario el inculcar comportamientos responsables hacía la naturaleza y hacía los animales.

Para la elaboración de esta modificación se ha realizado una consulta previa en la que han participado diversas asociaciones protectoras de animales así como representantes de asociaciones de los propios circos. El texto fue además sometido a consulta pública en el portal de participación ciudadana decide.madrid.es. Tras la aprobación en Junta, se abre un plazo de un mes para presentar alegaciones.

 









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic